Las pequeñas y medianas industrias argentinas crecieron un 3,4 % en abril

Publicidad

Buenos Aires (EFE).- La actividad de las pequeñas y medianas industrias de Argentina avanzó un 3,4 % interanual en abril, impulsada especialmente por la producción de metales, maquinarias y equipos y material de transporte, de acuerdo con un informe difundido por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

«Los pedidos de producción se mantuvieron firmes durante el mes, pero las empresas tuvieron mayores dificultades de lo habitual para producir por las demoras en las entregas de materia prima», señaló en un comunicado la entidad.

Los datos de abril muestran un desaceleramiento del crecimiento respecto al mes de marzo, cuando las industrias pymes avanzaron un 8,5 % interanual.

Según el Índice de Producción Industrial Pyme elaborado mensualmente por la CAME y que toma en cuenta los datos de unas 300 empresas de todo el país, las industrias que más avanzaron de forma interanual en abril fueron la producción de metal, maquinaria y equipo y material de transporte (11,6 %) y textiles e indumentaria (4,3 %).

Las industrias que más retrocedieron en comparación al mismo mes del año pasado fueron las de maderas y muebles (-7,1 %), químicos y plásticos (-2,5 %), papel e impresiones (-0,9 %) y alimentos y bebidas (-0,2 %).

publicidad

Por su parte, el uso de la capacidad instalada se ubicó en el 70,4 %, 1,2 puntos porcentuales menos que en marzo de este año.

Asimismo, un 62 % de las pymes evaluó la situación actual de su empresa como buena o muy buena, un avance de 1,4 puntos porcentuales en comparación al mes anterior.

«En abril, la industria no tuvo problemas de demanda porque el mercado se mostró muy dinámico, pero sí problemas de producción por el encarecimiento y desabastecimiento de insumos», detalló la CAME, en referencia al acelerón del ritmo inflacionario que sufrió Argentina en abril (58 % interanual y 6 % mensual).

En cualquier caso, un 61 % de las empresas consultadas mostró rentabilidad positiva en abril, una cifra que contrasta con el 61,5 % de marzo. EFE