Venta del predio Cayambe

Publicidad

Seis años después de donado el excuartel Cayambe a la Municipalidad de Cuenca por parte del Ministerio de Defensa, este predio de 88.149 metros cuadrados aún no se vende. Su precio estimado en 25.887.830 dólares debió servir para financiar la construcción del proyecto Tranvía.

Cuenca aplaudió esa decisión del gobierno de aquel entonces, dada la cuantiosa inversión para la obra cuya construcción aún tiene endeudada a la ciudad; y la operación del sistema tranviario todavía es subvencionada con presupuesto municipal.

En 2017, el Concejo Cantonal declaró al predio como de suelo industrial de bajo impacto.

El sector industrial era, y lo es aún, el más interesado en adquirirlo, siempre y cuando le sirva para ampliar el actual Parque Industrial, ya saturado.

Según la escritura de donación, el predio debe usarse para logística industrial, es decir, para construir parqueaderos y bodegas.

publicidad

Esto, al parecer, desanimó a los industriales. La falta de suelo para estos menesteres es una preocupación y tema de debate dentro de la planificación de la ciudad, pero nunca resuelto.

Por ello, varias empresas compraron predios en el cantón Azogues para instalar allí sus fábricas. Su Municipio les dio algunas facilidades, entre ellas obviar las trabas burocráticas.

Dos subastas públicas convocadas en 2018 por la Municipalidad de Cuenca para vender el predio no prosperaron.

Desde entonces, la venta está empantanada. No hay ninguna gestión encaminada a plasmar tal objetivo.

Según el concejal Xavier Barrera, ahora es necesario modificar la escritura. Sobre todo, declarar al predio como de uso industrial. Esto volvería a interesar a los empresarios.

Cuenca tiene un déficit de suelo industrial estimado en algo más de 150 hectáreas. Y donde se lo localiza hay oposición.

Se desconocen las razones por las cuales la administración municipal no reasume el asunto con la entereza del caso. Esto evidenciaría falta de gestión y de ejecutividad.