- Publicidad -
Inicio Actualidad Nacional Alfredo Borrero: «Soy muy leal al presidente»

Alfredo Borrero: «Soy muy leal al presidente»

Alfredo Borrero, vicepresidente del Ecuador. Cortesía

El vicepresidente Alfredo Borrero evalúa el primer año de gestión del Gobierno, que se cumple este martes 24 de mayo de 2022, y proyecta una hoja de ruta para el segundo año.

¿Por qué ha desaparecido del ojo público?
A veces uno tiene que estar un poco lejos del ojo público porque está haciendo cosas que son importantísimas. Por encargo del presidente he coordinado los temas de salud y me dediqué a visitar más de 60 hospitales para hacer un diagnóstico. Paralelamente, coordinamos la vacunación. También tenemos el proyecto de “Actúa con Velocidad”, destinado a responder ante los accidentes cerebrovasculares; un programa para erradicar el paludismo, junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS); y otro de “Cirugía segura”, junto a la universidad de Harvard.

– ¿Le afectan las críticas sobre su falta de trabajo?
La Vicepresidencia ha estado muy activa, de hecho, soy una persona que no descansó, pero como no soy político, no quiero estar tomándome fotos todos los días, porque no me vaya a suceder lo que le pasó a un vicepresidente, que quiso ser presidente y le cortaron las alas.

– ¿Está distanciado del presidente?
No, para nada, tengo una excelente relación que se remonta a muchísimos años, no tengo ningún distanciamiento, yo soy una persona muy leal al presidente de la República y estoy apoyándolo en todo para el bienestar de los ecuatorianos.

– ¿Hubo acercamiento de los correístas ante la posibilidad de una muerte cruzada?
Yo no he conversado absolutamente con nadie, peor aún con ellos, no me voy a prestar al juego, porque mi función es construir un Gobierno en el cual creo, junto al presidente, al que le debo mi absoluta lealtad, me han preguntado hasta si me he ido a medir la banda y he respondido que yo no tengo ningún interés.

– ¿Cuál fue el diagnóstico de su visita a los hospitales?
Nuestro diagnóstico fue que la salud está enferma.

– ¿Cuáles son las soluciones?
En este primer año nos hemos centrado en hospitales que estaban paralizados, como en Manabí, en donde ya están más allá del 70 % los de Pedernales y Manta y está por entregarse el de Bahía de Caráquez; también se han habilitado los subutilizados como el de Especialidades. En cuanto a hospitales pequeños, el Jaime Roldós Aguilera, en Ventanas, y el Raúl Maldonado Mejía, en Cayambe, que estaban cerrados, ahora están funcionando y repotenciados.

– ¿Cuál es el reto para el segundo año de Gobierno?
Vamos a fortalecer los niveles primario y secundario de atención de salud, donde se atiende al 80 % de la población, para que no tengamos esta agonía del paciente que vive en un cantón pequeño y que tiene que movilizarse a la gran urbe, donde generalmente llegan al hospital terciario en el que no le atienden, con ello también vamos a cambiar de un modelo de salud curativo, al preventivo; combatiremos la desnutrición infantil y con los GAD dotaremos de agua potable al 40 % que no tiene acceso.  

– ¿Qué implica este fortalecimiento y cuál es el presupuesto?
Dotarlos de infraestructura adecuada, de medicamentos, se contratará a personal para que atiendan patologías crónicas como diabetes, hipertensión, que abruman a la consulta externa. Vamos además a aplicar la telesalud, sobre todo en los lugares distantes. Todavía no tenemos un monto, estamos haciendo los estudios, pero el dinero que tengamos será bien utilizado y sin que exista mañosería, sin corrupción. 

– ¿Está de acuerdo en que el primer año el Gobierno se haya centrado en poner “la casa en orden”?
Creo que eso es importantísimo, porque se han puesto las bases para el crecimiento, ahora, con unas finanzas sanas se puede invertir, sobre todo en el sector social. 

– ¿Cuándo arrancará la adquisición de medicamentos en farmacias, por qué se sigue aplazando?
Es un tema bien complejo, porque hay que apretar varias tuercas y tornillos: se va a iniciar el 1 de junio con dos hospitales en Cuenca, dos en Quito y dos en Guayaquil, y estos necesitaban contar con la receta electrónica, además se debe hacer la subasta corporativa y hacer las alianzas con las farmacias, que son más de 1.000.

– ¿Cómo va a funcionar?
El área de hospitalización no la vamos a mover, el cambio se necesita en la consulta externa, donde no se entrega el 70 % de la medicación y el paciente debe poner de su bolsillo. Una vez que el paciente es recetado, tendrá 72 horas para retirar todos los medicamentos en cualquier farmacia, sin pagar un solo centavo.

– ¿Cuándo se le va a empezar a pagar al IESS?
Ya se comenzó a pagarle, se ha destinado dinero para Solca, para las unidades dializadoras. Hay un compromiso del Gobierno de pagar, porque el IESS es de los afiliados, no del Estado, como antes equivocadamente se pensaba, pero era necesario hacer una auditoría de esa deuda, pero el concepto fundamental es que no les vamos a dejar solos.

– ¿Hay servicios de salud que se pasarán a manos privadas?
Gracias por la pregunta, porque hay quienes nos han dicho que queremos privatizar la salud, no la vamos a privatizar, porque es un bien público que está garantizado en la Constitución. Quito.- (ASM)-(I)

Salir de la versión móvil