Puntos críticos ponen en riesgo la conexión entre Azuay y El Oro

La Cuenca-Girón-Pasaje se encuentra en malas condiciones. El tramo desde Santa Isabel hasta Pucará es uno de los más afectados por las fallas y hundimientos. BPR
Publicidad

MTOP prevé inversión de 1,5 millones de dólares para estudios en la Cuenca-Girón-Pasaje.

Las provincias de Azuay y El Oro comparten la misma problemática: la vialidad. En la Cuenca-Girón-Pasaje, así como en la Perimetral de Pasaje -que se conectan para llegar a Machala- se agudizan los daños tras la época lluviosa.

Alrededor de 170 kilómetros (km) separan Cuenca y Machala. Los conductores se demoran unas tres horas promedio en sus vehículos para viajar entre las dos ciudades.

El acceso soporta diariamente un intenso tránsito. Los vehículos, especialmente pesados utilizan esta arteria para enlazarse con otras carreteras que los trasladen a diferentes sectores del país.

Para muchos conductores, la Cuenca-Girón-Pasaje, de alrededor de 140 kilómetros, es una de las peores carreteras del sur del país.
Los daños son evidentes en diferentes tramos de la vía que atraviesa poblados de los cantones Cuenca, Girón, Santa Isabel y Pucará, del Azuay; además de Pasaje, de El Oro.

publicidad

El Ministerio de Transporte y Obras (MTOP) trató de mejorar al menos 13 puntos críticos en los primeros 55 kilómetros hasta llegar al sector Léntag, de Girón. Para el efecto, se invirtió cerca de un millón de dólares.

Se contrató a la Empresa Pública Asfaltar EP, del Gobierno Provincial del Azuay, para que mejore la estructura vial. Sin embargo, la reactivación de la falla geológica de Girón debido a las constantes lluvias deterioraron en poco tiempo los trabajos ejecutados.

La cartera de Estado tuvo incluso que volver a intervenir por su cuenta el kilómetro 39,6 -sector Santa Ana, de Girón- debido a un socavón. Se habilitó el pasado viernes un nuevo carril provisional a nivel de subase luego de perfilar parte del talud.

La carretera también presenta daños en los kilómetros 41, sector Parcuspamba; en el 53, sector Léntag; en el 58, proximidades del Parque Extremo, entre otros segmentos.

En el kilómetro 62, de la parroquia Abdón Calderón (La Unión), en Santa Isabel, se prudujo en abril un fuerte aluvión por la creciente del río Chantaco. El eje estatal aparentemente no sufrió mayores daños; no obstante, las viviendas y negocios cercanos se mantienen en riesgo pese al encauzamiento de una parte del río.

En el tramo que va desde el kilómetro 72, sector El Ramal, de Santa Isabel, hacia El Oro se evidencian por lo menos ocho puntos graves debido a fallas geológicas y hundimientos.

De acuerdo con Juan José Vélez, chofer de una cooperativa de transporte de Santa Isabel, los puntos conflictivos desde su cantón hasta Pucará se ubican a la altura de Peña Blanca, Puente Loma, San Sebastián, El Pindo, Sarayunga, Gramalote, entre otros. “No podemos circular tranquilamente. Los vehículos se dañan por el estado de la carretera”, citó Vélez.

Perimetral

La Perimetral de Pasaje presenta baches a lo largo de los 10 kilómetros del acceso. BPR

La Perimetral de Pasaje inicia en el redondel de la Panamericana -donde termina la Cuenca-Girón-Pasaje- también conocido por los habitantes de la zona como Tres Cerritos.

El principal problema en este tramo de alrededor de 10 kilómetros son los baches de gran tamaño que dificultan la circulación vehicular.
Los pobladores se quejan además por el polvo que se levanta con la circulación de los vehículos. Asimismo, por el agua lluvia que se empoza en los agujeros que atrae a los insectos.

“Los baches dañaron la carpeta asfáltica. Por la vía pasa todo tipo de transporte incluyendo los buses que vienen desde la provincia del Azuay hacia Machala”. Esas fueron las palabras de Mailot Marca, quien trabaja en una tienda del sector Loma de Franco.

Marca aseguró que la carretera se encuentra desde hace mucho tiempo en malas condiciones, sin que las autoridades intervengan para una solución inmediata. (BPR)-(I)

Estudios para una reparación completa

El Gobierno Nacional anuncia estudios y obras con el propósito de mejorar la conectividad entre Cuenca y Machala.

En lo que respecta a la Cuenca-Girón-Pasaje se prevé un estudio integral por alrededor de 1,5 millones de dólares y con una plazo de cuatro meses tras su contratación.

Así lo detalló Luis Mario Barzallo, subsecretario zonal 6 del MTOP, quien acotó que no tiene sentido hacer una nueva inversión sin tener los estudios adecuados, considerando que la carretera está colapsada.

“Existe un desplazamiento de masas desde Girón hasta Pucará. Son varios puntos afectados por una falla activa sumamente grande”, aseveró Barzallo.

 Para la denominada Perimetral de Pasaje se suscribió el pasado 23 de abril un convenio interinstitucional entre el MTOP y el Gobierno Provincial de El Oro por cerca de tres millones de dólares. El objetivo es la rehabilitación con carpeta asfáltica y construcción de aceras.

El convenio se firmó en la sesión solemne por los 138 años de provincialización de El Oro. Se estima que en los próximos días se efectivice el acuerdo con el afán de dar paso a los procesos contractuales para la ejecución de los trabajos. (I)

CELEC EP hace monitoreos constantes en hidroeléctrica

Un hundimiento hubo en 2019, pero fue corregido. Desde entonces no han habido problemas.

En el tramo de la represa Minas-San Francisco se observa una grieta en la calzada. BPR

La posibilidad de que la represa de la central hidroeléctrica Minas-San Francisco produzca daños en unos cinco kilómetros de la Girón-Pasaje preocupa debido a las grietas que han aparecido en la calzada.

 Ante ello, Iván Hidrobo, gerente de la Unidad de Negocios CELEC SUR, de la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP), respondió que un hundimiento se produjo en el año 2019, pero fue corregido por la empresa.

 A partir de entonces, no se han reportado más problemas considerando que este tramo vial se asienta sobre rocas.

Hidrobo aseguró que la empresa responderá en caso de que se presentara algún daño en la carretera por efecto del embalse.

Asimismo, recordó que se efectúan constantes inspecciones en las laderas que rodean la central hidroeléctrica con el afán de definir si existen inconvenientes.

Además, la central maneja un sistema, por el cual, se abren las compuertas cuando el embalse registra un incremento de caudal como resultado de las crecientes del río Jubones en la época lluviosa. (I)

DETALLES

Fallas en la
señalización

La falta de mantenimiento rutinario es otro de los problemas que afecta a la carretera Cuenca-Girón-Pasaje. La maleza e incluso el material de derrumbes ocasionados por las lluvias que se encuentra arrimado en los costados de la vía tapan la señalización. El tramo de cinco kilómetros que atraviesa la central hidroeléctrica Minas-San Francisco es el único que mantiene una adecuada señalización.

Transporte
pesado

La carretera, especialmente el tramo desde Girón hasta Santa Isabel, soporta el transporte pesado de volquetes llenos de material que se extraen de las minas de áridos y pétreos ubicadas, sobre todo, en las márgenes del río Rircay. En el carril con dirección a Cuenca se evidencia más esta situación por la gran cantidad de hundimientos en relación al otro carril que va hacia el valle de Yunguilla.

Mitigación
de aluvión

El Municipio de Santa Isabel tiene previsto entregar hasta fines de mes los estudios para gestionar el dinero ante el Gobierno Nacional, para atender las secuelas que dejó el aluvión del río Chantaco que se produjo en abril pasado, en el segmento vial ubicado a la altura de la parroquia Abdón Calderón (La Unión). Los habitantes ingresarán hoy con maquinaria para tratar de encauzar parte del río.