La industria cuencana, a la expectativa de los planes de ordenamiento territorial

Este sector espera que la nueva Ordenanza, que se encuentra en segundo debate, satisfaga sus necesidades.

130 hectáreas es actualmente el suelo industrial que tiene Cuenca, que suman Parque Industrial y el Polígono Industrial Chaullayacu. Xavier Caivinagua/El Mercurio
Publicidad

Esta semana es crucial para la aprobación del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT), y el Plan de Uso y Gestión del Suelo (PUGS), que se encuentran en segundo y definitivo debate.

Uno de los puntos más trascendentales en esta Ordenanza es el uso del suelo industrial, situación que ha generado grandes expectativa en este importante sector.

Rodrigo Cordero, presidente de la Cámara de Industrias, Producción y Empleo de Cuenca (CIPEM), destacó que al ser Cuenca la capital productiva del sur del país y en torno a la ciudad se vinculan una cantidad de actividades productivas muy importantes, es importante definir la visión del futuro hacia las décadas por venir.

En este sentido detalló que la capital azuaya tiene una población actual de 700.000 y 750.000 habitantes, cifra que será confirmada en el siguiente censo de población y vivienda a realizarse en noviembre por parte del Instituto Nacional de Estadística y Censos. Mientras tanto se sabe que Cuenca crece en su población económicamente activa.

Para satisfacer la demanda de empleo, que tienen principalmente los jóvenes que se gradúan de bachilleres o salen de las universidades, se requiere que todos los años se cree cuando menos entre 10.000 a 12.000 nuevos empleos, detalló el ejecutivo. “Entonces, la visión de producción que queremos en esa Ordenanza tiene que ser consecuente con esta necesidad, por lo tanto requerimos de suelo industrial en el cual se pueda afincar nuevos proyectos de grande, mediana y pequeña industrial, así como de actividades artesanales”.

publicidad

Cordero sostiene que la actual oferta de suelo industrial es “insuficiente” para permitir un crecimiento adecuado de la población económicamente activa, razón por la cual plantearon algunas propuestas al Concejo Cantonal, que han sido bien recibidas por las autoridades, según el dirigente. “Afortunadamente hemos mantenido reuniones con el alcalde Pedro Palacios; personeros de los departamentos de planificación municipal y concejales, con quienes ha habido un consenso respecto a la necesidad de crear nuevo suelo industrial en Cuenca, y permitir que múltiples áreas de nuestra geografía cantonal sean incorporadas a la producción, obviamente con los debidos procesos de aprobación previa, que comprende socialización, mitigación y compensación…Queremos contar con una oferta que motive a los empresarios como lo hicieron en décadas anteriores”.

Cordero, finalmente, recalcó que las más grandes necesidades que tiene el país seguridad y empleo, estrechamente ligadas, ya que mientras haya una fuente de ingreso se evitará la delincuencia. “Cuenca tiene la más alta tasa de empleo adecuado a nivel nacional, pero, por favor, no nos quedemos contentos con esta cifra. Solamente 2 de cada 3 cuencanos tienen este rato un empleo adecuado”.

650 nuevas hectáreas

Andrés Ugalde, concejal de Cuenca, sostuvo que el uso del suelo industrial ha sido uno de los temas abordados con mucho detenimiento y profundidad dentro del PDOT y PUGS.

En este contexto, destacó la importancia y necesidad de esta ordenanza, que no se ha tratado durante muchos años, desde la creación del Centro de Reconversión Regional (CREA), allá en los años sesenta, cuando fue concebido el polígono del Parque Industrial.

“Ahora tenemos buenas noticias para Cuenca, considerada la ciudad industrial del Ecuador por excelencia”, ya que en el PDOT se está tratando tópicos relacionados al uso y ocupación del suelo industrial.

Así, detalló que actualmente se cuentan con “300 nuevas hectáreas habilitadas directamente para suelo industrial”, una vez que se termine el segundo debate, las mismas que contemplan las 110 hectáreas del actual Parque Industrial; 10 hectáreas de Plásticos Rival; 50 hectáreas del Ecoparque Chaullayacu; 16 hectáreas en Challuabamba; 30 en Capulispamba; 45 hectáreas en Patamarca; etc.

Adicionalmente se dispondrá de un suelo calificado como uso industrial y artesanal condicionado, es decir, estará aprobado, pero deberá desarrollar estudios complementarios para poder ser habilitado. En este sentido se cuenta con 70 hectáreas adicionales entre Guangarcucho, y la ampliación del Ecoparque Chaullayacu.

También hay un suelo de producción artesanal, de aproximadamente 30 hectáreas en Sinincay y El Valle.

De igual  manera existe un suelo de uso industrial, pero requiere un plan urbanístico complementario, y contempla 200 hectáreas adicionales correspondientes a una nueva ampliación del Ecoparque Chaullayacu (60 hectáreas) y el corredor Nulti-Jadán (120 hectáreas), que son zonas con accesos a vías importantes.

Finalmente hay un suelo calificado como potencial de uso industrial que requerirá planes especiales para su desarrollo. En total son 260 hectáreas en el corredor productivo de Victoria del Portete y Cumbe, así como en otra ampliación del Ecoparque Chaullayacu.

“El desafío ahora mismo es que en buena parte de estas hectáreas se permita industrias A, B y C, es decir, hasta industrias medianas, lo que personalmente me preocupa es que no está considerado suelo industrial para la gran industria, tipo D. Mi posición es, que en la medida de lo posible, se incluya a esta industria”, concluyó. (I)

LAS FRASES

“Cuenca se ha caracterizado siempre por tener grandes emprendedores y empresarios, pero si no tenemos suelo industrial, esas iniciativas privadas o nuevas empresas no se van a afincar en la ciudad, y se irán a otros cantones”. Rodrigo Cordero, presidente de la CIPEM.

“El sector de la industria es uno de los motores económicos de Cuenca, junto al de la construcción, razón por la cual hay que cuidarlos porque últimamente hemos visto que los empresarios simplemente se van a otras partes ante la carencia de suelo industrial”. Andrés Ugalde, concejal de Cuenca.