El golpe de las manifestaciones se sintió en vías

En el ingreso a la comunidad de Zhiña se bloqueó ayer la carretera Cuenca-Loja. XCA
Publicidad

Los cierres se dieron en las carreteras que comunican a Cuenca con Loja y Machala.

Quedar atrapados en medio viaje con la incertidumbre de no saber cuándo retornar a sus destinos. Esa fue la reacción de quienes ayer se vieron afectados por el cierre de vías en el primer día del paro nacional convocado por sectores sociales en contra del Gobierno.
Montículos de tierra, llantas, troncos y ramas de árboles utilizaron los manifestantes para bloquear las carreteras.

Remberto Pinto se vio obligado a interrumpir dos veces su viaje entre Loja y Quito por las protestas. Se trasladaba en una unidad de la cooperativa de transporte “Loja Internacional” hacia la capital con la intención de reincorporarse a su trabajo.

“El bus en el que me trasladaba tuvo que regresar cuando llegamos a Chunchi (Chimborazo) porque no había paso. Luego nos informaron que existía un cierre en Nabón (Azuay) que nos dejó varados en medio del camino”, relata el hombre de 58 años, quien aguardaba ayer en la parroquia Tarqui (sur de Cuenca) con la esperanza de que hasta la tarde se restablezca el tránsito.

Pasajeros que intentaban viajar a Loja, Quito y otros sectores se quedaron varados en la parroquia Tarqui como resultado del paro indefinido. XCA

“Los productos se van a dañar”, decía Segundo Carrión, otra de las personas que intentaba llegar a Quito, en la misma unidad de transporte, cuya cooperativa tuvo que implementar una parada momentánea en este sector rural hasta conocer las disposiciones de los directivos. 

publicidad

Carrión, de más de 50 años, ya se había comunicado con sus familiares para avisarles que estaba en Cuenca para que no estén preocupados por desconocer su paradero, considerando los peligros por la delincuencia. Las horas transcurrían, mientras desesperaba por saber alguna noticia de que se habilite la circulación vehicular. 

Así fue el suplicio de algunas personas que intentaban trasladarse por las carreteras en medio del paro y que no pueden darse el lujo de perder un día de trabajo, ya que de eso depende el sustento de sus familias.  

Cierres

La primera jornada de protestas que convocó la Confederación de Nacionalidades y Pueblos Indígenas (CONAIE) ocasionó ayer al menos seis cierres en vías de las provincias de Azuay y Cañar.

Las manifestaciones iniciaron a las 00:00, pero se intensificaron pasada las 11:00, puesto que, las organizaciones campesinas, sectores sociales y gremiales se iban sumando.

La vía Cuenca-La Jarata-Loja resultó como una de las más afectadas por las protestas. La carretera se mantenía cerrada hasta la tarde de ayer en tres sectores ubicados a la altura del ingreso a Zhiña y La Ramada, del cantón Nabón; y en la parroquia Susudel, de Oña.

Precisamente en Zhiña estuvo Moisés Morocho, secretario de la Unión de Comunidades Indígenas del Azuay (UCIA). El dirigente aseguraba que el cierre de la vía se realizaba de forma pacífica y se permitía solo el paso de ambulancias y otros vehículos de emergencia.

En estos puntos del cierre del acceso a Loja se encontraban más de 20 delegaciones de comunidades de Girón, Nabón y Oña, había un parlante con música para aliviar los ánimos de los manifestantes. Las delegaciones se turnaban para resguardar la zona.

La vía Cuenca-Girón-Pasaje se cerró alrededor del mediodía, a la altura del sector El Ramal, del cantón Santa Isabel, tras una marcha convocada por grupos sociales. 

En el sector El Ramal, del cantón Santa Isabel, grupos sociales bloquearon la vía Cuenca-Machala. XCA

Los manifestantes inicialmente recorrieron las calles céntricas de Santa Isabel para entregar dos oficios: uno al Distrito de Salud, y otro a la Jefatura Política para exigir una mayor atención e incremento de policías.

Asimismo, preveían mantener cerrada la carretera hasta las 18:00 de ayer. Sin embargo, Mónica Torres, jefa política de Santa Isabel, llegó acompañada de un numeroso contingente policial para dialogar con los manifestantes con el afán de habilitar en menor tiempo la carretera.

En el resto de vías del Azuay no se registraron inconvenientes. Por ejemplo, el acceso a los cantones orientales (Gualaceo-Paute), la Cuenca-Molleturo-El Empalme, la Gualaceo-Limón, entre otras estuvieron expeditas a la circulación vehicular.

Cañar

Las organizaciones campesinas de Cañar cerraron la Panamericana como parte de las protestas. Cortesía

En tanto, las organizaciones sociales agrupadas en la Unión Provincial de Comunas y Cooperativas Cañaris (UPCCC), de la provincia del Cañar, se sumaron ayer al paro pasado el mediodía con el cierre de la Panamericana también conocida como la Biblián-Zhud.

Un primer bloqueo se dio por parte de las bases de la UPCCC, de Suscal, en la comunidad Colla Uku. Posteriormente, las bases del cantón Cañar, de la misma organización, cerró la carretera en la parroquia Coyoctor. (BPR)-(I)

DETALLES

– Se prevé que los cierres viales continúen hoy dependiendo del resultado de los diálogos que alcancen los dirigentes de la CONAIE con los representantes del Gobierno Nacional.

– Las cooperativas de transporte seguirán trabajando pese a los cierres viales. Sin embargo, si los inconvenientes se agravan podrían pensar en suspender el servicio.