Jornada de protestas termina con disturbios en los exteriores de la Universidad de Cuenca

Fuerte presencia policial en la avenida Doce de Abril, en los exteriores de la Universidad de Cuenca. El Mercurio

Una protesta de los estudiantes de la Universidad de Cuenca terminó en disturbios la noche de este miércoles 15 de junio de 2022.

En la tarde, los estudiantes iniciaron su tercer día de protestas con una marcha en los exteriores de la Universidad, bloqueando un tramo de la avenida Doce de Abril.

La Policía llegó a habilitar el paso vehicular, pero los estudiantes pusieron resistencia. Algunos manifestantes lanzaron piedras y los uniformados usaron gas lacrimógeno.

En videos difundidos por los estudiantes se ve una gran presencia de uniformados en los alrededores de la Universidad que intentan dispersar a los manifestantes. Los estudiantes denunciaron que los policías también ingresaron al campus.

«En la universidad están tirando bombas adentro, todo el ambiente está lleno de gases lacrimógenos», contó Katherine Tacuri, presidenta de la FEUE, en una nota de voz enviada a los medios de comunicación.

La representante de la FEUE contó que hay al menos una decena de estudiantes al interior del campus: «Pedimos ayuda, porque no vamos a poder salir».

Los estudiantes también denunciaron que hay estudiantes heridos por las bombas lacrimógenas y una persona detenida.

Renato Cevallos, comandante de la Policía zona 6, informó en horas de la noche que el gas lacrimógeno no fue lanzado al interior de los predios de la universidad y que las cámaras del ECU 911 muestra que «algunos estudiantes universitarios ingresa, mediante la movilización, estas granadas que se utilizaron para la disuasión de las manifestaciones».

Hubo un detenido por «alteración del orden público», confirmó y que será puesto a órdenes de la Fiscalía.

La rectora María Augusta Hermida acudió a las instalaciones de la universidad y a través de un comunicado de prensa informó que «se constató que no existieron detenciones a universitarios»; además, que la Policía Nacional no ingresó a los predios pero «hubo violación a la autonomía al lanzar bombas lacrimógenas dentro de nuestra institución».

Aclaró además que en una jornada de movilización nacional es normal que los estudiantes usen los predios universitarios, como parte de su autonomía, y que se protejan adentro de las instalaciones.

Ratificó la participación a la marcha prevista para la tarde de este jueves, 16 de junio.