La EMA estudia la dosis actualizada a las variantes de vacuna de Moderna

Publicidad

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) empezó un proceso de revisión en tiempo real de una vacuna de la COVID-19 de la farmacéutica Moderna actualizada contra las variantes específicas del SARS-CoV-2, una dosis bivalente que apuntará a la variante original y a Ómicron.

Según explicó el regulador europeo, la versión actualizada de Spikevax (nombre comercial de la vacuna de Moderna) busca brindar una mejor protección contra la enfermedad y apuntará a dos variantes concretas del virus que causa la COVID-19: la original y Ómicron.

De momento, los expertos se centrarán en datos de estudios de laboratorio y datos sobre química, fabricación y controles, todos relacionados con la producción de la vacuna, y después irá revisando los datos que vayan estando disponibles, al recibirlos de Moderna, lo que incluirá información sobre la respuesta inmunitaria contra las variantes.

El pasado miércoles, la EMA también empezó a revisar en tiempo real los datos de una versión de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech que prevé brindar una mejor protección contra variantes específicas del SARS-CoV-2.

Todavía no se conocen los detalles sobre si esta vacuna adaptada de Pfizer actuará contra una o más variantes o subvariantes del virus, aunque la revisión de la EMA se centrará inicialmente en los datos para el componente dirigido a las subvariantes de Ómicron.

publicidad

Este análisis continuará hasta que haya suficientes datos para aprobar estas versiones actualizadas de Pfizer y Moderna, aunque se espera que al menos una de ellas pueda recibir el visto bueno de la EMA en torno a septiembre.

Al iniciar este proceso de revisión continua, la EMA empieza a evaluar los datos relacionados con esta versión actualizada de la vacuna a medida que vayan estando disponibles, en lugar de esperar hasta que la farmacéutica los reúna todos al final, lo que también acelera su futura aprobación en la Unión Europea, al haberse adelantado trabajo.

La revisión de estas vacunas actualizadas coincide con la subida de los contagios en varios países europeos por la rápida propagación de Ómicron y sus subvariantes, aunque de momento no se observa un aumento preocupante de las hospitalizaciones y fallecimientos causados por la COVID-19. EFE