Rodeo Americano cautivó a cientos de aficionados

El evento nocturno contó con la participación de un brasileño y un argentino.

Publicidad

Una noche diferente se vivió en las instalaciones de la Hacienda Caballo Campana, el sábado 18 de junio. En ese lugar llegaron más de 1.500 personas para presenciar el Rodeo Internacional Cuenca 2022, que contó con la participación de 30 jinetes, en monta de toros y potros. La cita extrema fue organizada por Cuenca Bull Riders (CBR).

Los aficionados a esta disciplina llegaron vestidos con jean, camisa y sombrero. Alrededor del ruedo, los asistentes no paraban de aplaudir a los valientes vaqueros, que mostraban sus cualidades encima del animal.

A pesar de la valentía y técnica de los jinetes, también contaba la decisión de un grupo de jueces integrado por cuatro personas, quienes se encargaban de verificar hasta el mínimo detalle para dar a conocer el puntaje del participante. Dentro de esta ronda de profesionales en este ámbito, se encontraba el reconocido Beto González, que lleva más de 35 años siendo parte de este deporte. Junto a él estuvieron Gustavo Loyola, Jonathan Peralta y Jonathan Moscoso.

González cuenta que para entregar una clasificación, se considera, en primera instancia el tiempo, pues el deportista debe mantenerse máximo hasta ocho segundos encima del lomo del animal. Sumado a eso también se toma en cuenta el corcoveo (toro o potro).

“Otro de los puntos con importancia para un buen puntaje, es la solvencia del participante; ahí nos damos cuenta de su preparación, entrenamiento y técnica. Si no duran ocho segundos, no hay calificación; pienso que nos escogieron por la experiencia, y tengo una idea clara para no perjudicar a nadie. El nivel del rodeo cada vez crece en Cuenca y la competencia se vuelve dura”, explicó González, de 51 años.

publicidad

Ganadores

Los protagonistas del rodeo, antes de dar el espectáculo en la arena de Caballo Campana, fueron presentados ante el reconocimiento de los asistentes, que arengaban a sus favoritos. Entre ese grupo de deportistas también salió, el brasileño y campeón de la PBR México, Eliezer Vital, y el argentino Sergio Gauna.

Luego de una breve explicación de cómo se compite en el rodeo, se procedió a alistar a los animales en los montadores. Allí, el ambiente era de adrenalina y cuidado, pues el vaquero en ese espacio se alista para salir al ruedo.

“Tenemos que verificar todo, aveces el toro o potro está incomodo y es difícil que el deportista se suba con facilidad. Aquí entre todos nos ayudamos y no hay egoísmo, se celebra siempre el triunfo de nuestros amigos”, cuenta Carlos Pacheco, luego de observar la presentación de su hermano Daniel, quien se llevó el triunfo en la categoría Potros.

Detrás del jinete, de 27 años, se ubicó David Ordóñez y Francisco Barreno, segundo y tercero respectivamente.

Mientras en toros, luego de 15 montas, el grupo de jueces decidió que, el vaquero con mejor performance sea Pablo Chutanga, quien se llevó el aplauso del público, luego de salir victorioso. En la segunda ubicación quedó Juan Diego Peña y completó el podio Pedro Espinoza.

La noche ‘americana’ se completó con una presentación del grupo Appalosaa Baile Country y la exhibición de un caballo de Alta Escuela, de propiedad de la Familia Saldaña.