Jorge Luis Cuesta sueña en el ascenso con Chacaritas FC

El azuayo lleva tres tantos en la competencia 2022 y lideró el equipo clasificando a los octavos de final de la Copa Ecuador.

Publicidad

El jugador cuencano Jorge Luis Cuesta ha sido considerado como uno de los capitanes en el Chacaritas FC, que actualmente lidera la LigaPro Serie B, con 27 puntos.

A pesar de la pausa del torneo por la situación social en el país, el elemento no se detiene en su preparación y aspira en esta temporada celebrar con su equipo el ascenso.

Cuesta, de 30 años, cumplió las formativas en Deportivo Cuenca, a eso se suma un breve paso por la sub-12 de Liga de Cuenca; no obstante, su gusto por el fútbol nace en los patios de la Unidad Educativa Hermano Miguel La Salle. También recibió los llamados de la sub-15 y 20 de la Selección Ecuatoriana de Fútbol.

A nivel profesional, fue el entrenador argentino Luis Gustavo Soler, quien lo hizo debutar en primera división, en el 2011 ante el Imbabura. De ahí en adelante su carrera profesional la ha tenido lejos de casa jugando para Universidad Católica (campeón Serie B 2012), Municipal de Cañar, Deportivo Quito, Mushuc Runa, Clan Juvenil, Guayaquil City, Al-Salt (Jordania), América de Quito, Atlético Porteño.

Actualmente, es uno de los elementos claves para que el Chacaritas FC comande la Serie B, en esta temporada; su meta es de alcanzar el ascenso a la “A”.

publicidad

-¿Cómo se dio su llegada a Chacaritas FC?

Luego de mi paso por el América, en la pasada temporada, tuve una conversación con los dirigentes de Chacaritas, quienes me explicaron el proyecto, estuve a gusto con eso y arregle sin problema. Desde un principio me comentaron que la aspiración es el ascenso a la Serie A, y eso se ha confirmado en el torneo, pues el plantel está primero y para eso jugamos; para entregar alegrías a la hinchada y a nuestra familia.

-¿Qué destaca del grupo de su actual equipo?

Todos estamos enfocados en un mismo objetivo y también el convencimiento de mis compañeros para lograr esa meta; a ellos también se suman los integrantes del cuerpo técnico, que trabajan cada cotejo para estar en la cima. La Serie B, es muy complicada y apretada, pero sabemos que vamos por el camino correcto.

¿El jugador cuencano carece de oportunidades para brillar en esta ciudad?

Bueno, esas decisiones son netamente de los dirigentes, pero lamentablemente el jugador cuencano carece de oportunidades para demostrar su fútbol en el equipo de la ciudad, eso está a la vista de todos. Siempre en nosotros queda seguir con esta carrera y esa ha sido mi decisión: jugar en otras ciudades trabajando humildemente para lograr el objetivo.

-¿Qué experiencia le dejó su paso por Jordania (2020)? Tuve una bonita experiencia, pero por la pandemia los planes cambiaron y regresé al país para seguir mi carrera acá; además mi esposa estaba embarazada y no conocía a mi hijo (Emilio-2 años). Hay buen fútbol y la hinchada respeta mucho. Por allá la religión es muy estricta, la alimentación cambia y casi nadie habla español, tuve que reforzar mi inglés.

-Le gustaría regresar a jugar en su ciudad

(Respira hondo) Claro. Hace un buen tiempo que no voy a Cuenca, allá está mi familia y extraño todo. Deportivo Cuenca es el equipo que me vio nacer como futbolista profesional y no descarto regresar a ese equipo, siempre hay buenos recuerdos de mi debut.