Presidente de la Asamblea se reunió con Iza y delegados del Gobierno; aún no hay compromisos

Un manifestante ondea hoy una bandera ecuatoriana durante el duodécimo día de protestas contra el Gobierno de Guillermo Lasso, en Quito (Ecuador). Santiago Fernández/EFE
Publicidad

El presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, convocó la mañana de este sábado 25 de junio de 2022 a un diálogo al presidente Guillermo Lasso y al líder de la Conaie, Leonidas Iza, con la presencia del arzobispo de Quito y de los representantes de las funciones del Estado.

El diálogo tuvo una primera respuesta la tarde de este sábado. Aproximadamente a las 15:00, Saquicela informó que en la Basílica de Quito hubo un primer acercamiento, al que asistieron Leonidas Iza y otros líderes indígenas; el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, el canciller Juan Carlos Holguín, entre otros delegados.

«Este diálogo ha iniciado, no ha habido compromiso alguno, sino la decisión de la Conaie, la Feine, de las demás organizaciones de consultar a sus bases la designación de una comisión para el inicio de este diálogo».

De parte del Gobierno hubo la apertura para participar en el diálogo, añadió.

Un día antes, el presidente de la Asamblea convocó al pleno del Legislativo a una sesión para conocer y resolver sobre la destitución del presidente Lasso, que fue solicitada por la bancada UNES.

publicidad

La convocatoria de Saquicela fue realizada a petición de al menos un tercio de los asambleístas bajo la causal de grave conmoción interna debido a la ola de protestas contra el Gobierno de Lasso.

La activación del procedimiento de destitución presidencial ya había sido anticipada este viernes por la mañana por un grupo de asambleístas afines al expresidente Rafael Correa y por un sector del movimiento indigenista y plurinacional Pachakutik, brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), principal promotora de las protestas.

La sesión del Legislativo ecuatoriano se desarrollará en la sede de la Asamblea, a escasa distancia de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y del aledaño parque de El Arbolito, que durante los dos últimos días ha sido escenario de un enfrentamiento casi constante entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

La ley orgánica de la Asamblea obliga a que la sesión para debatir la destitución presidencial se convoque en menos de 24 horas desde la presentación de la solicitud, y a ella también está convocado el mismo presidente para exponer sus alegaciones.

72 horas para votar

Luego del debate, el Parlamento tiene 72 horas para votar la continuidad del mandatario, para lo que requiere una mayoría de dos tercios, equivalente a 92 de los 137 asambleístas.

En caso de conseguirlo, el vicepresidente asumiría la Presidencia y el Consejo Nacional Electoral (CNE), en un plazo de siete días tras publicada la resolución, convocaría para una misma fecha a elecciones legislativas y presidenciales anticipadas.

En un mensaje a la nación difundido en televisión y redes sociales, Lasso denunció este viernes un intento de golpe de Estado promovido por los líderes de las protestas e hizo «un llamado a la comunidad internacional para advertir este intento de desestabilizar la democracia en el Ecuador».

El mandatario acusó al presidente de la Conaie, Leonidas Iza, principal promotor de las movilizaciones, de buscar «el derrocamiento del Gobierno». EFE