- Publicidad -
Inicio Cuenca Hasta el 5 de julio instituciones educativas de la Sierra y Amazonía...

Hasta el 5 de julio instituciones educativas de la Sierra y Amazonía finalizarán el año escolar

Las instituciones educativas deberán cumplir con los 200 días de actividades escolares. Xavier Caivinagua/El Mercurio

A pesar de las interrupciones que ha tenido la educación pública y privada en el Ecuador por las manifestaciones sociales, hasta el 5 de julio las instituciones educativas del régimen Sierra-Amazonía deberán finalizar sus actividades académicas, según informó la coordinación de la zona 6 del Ministerio de Educación

En el caso de las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago, las instituciones privadas, fiscomisionales y municipales el 1 de julio cumplirán los 200 días de clase que establece la Ley Orgánica de Educación Intercultural.

Mientras que, los establecimientos fiscales terminarán sus actividades conforme alcancen los 200 días. La fecha tope para ello será el próximo 5 de julio.

Una vez cumplido el calendario, los estudiantes saldrán de vacaciones, a excepción de quienes cursen el tercero de Bachillerato, ya que ese nivel tiene otras actividades que se deben realizar por ser el último año de la secundaria.   

Por ejemplo, las instituciones que eligieron que se tome el examen de grado deberán cumplir con ello hasta el próximo 14 de julio. Esa misma fecha será el tope de entrega para aquellos estudiantes que optaron por el proyecto de grado.

Con las notas promediadas, y si los estudiantes obtuvieron las calificaciones que se requieren para la graduación, hasta el 22 de julio se realizarán las investiduras en las instituciones educativas debido a que el 23 de julio los profesores saldrán de vacaciones para luego incorporarse el 15 de agosto.

Para los nuevos bachilleres, su carrera como estudiante no terminará en julio porque la Senescyt abrió ya las inscripciones para todos aquellos que quieran rendir el Transformar, el test que permite el acceso a las universidades e institutos públicos del Ecuador.

“Además de que se están preparando para entregar el proyecto de grado, los estudiantes de tercero de Bachillerato ya se preparan para rendir la prueba de la Senescyt. A pesar de que son días complicados y las clases presenciales se han suspendido, tratamos de que los jóvenes no tengan inconvenientes para ingresar a la universidad”, opinó el docente Luis Barzallo. 

El proceso de inscripción para rendir el Transformar, que podrá realizarse a través de: transformar.senescyt.gob.ec, terminará hoy.

Exámenes finales

Mientras los estudiantes del tercer curso se alistan para convertirse en bachilleres, los niños y adolescentes que cursan entre el primero de básica y segundo de Bachillerato debían ya rendir los exámenes finales.

Sin embargo, a raíz de la suspensión de las clases presenciales en algunos cantones del país por el paro, las instituciones educativas han tenido que limitar el desarrollo del proceso de evaluación.

Un ejemplo de aquello se ve en Cuenca, en cuyo cantón el Ministerio de Educación decidió suspender la presencialidad y dar paso a la virtualidad porque las manifestaciones han limitado el transporte público y el tránsito vehicular.

Con el cierre de las escuelas y colegios, en algunos casos las instituciones han optado por no tomar los exámenes hasta que se regrese a la presencialidad.

De acuerdo a Johana Abad, coordinadora encargada de la zona 6 del Ministerio de Educación, en ese caso se ha decidido dar autonomía a los establecimientos para que elijan cómo y cuándo deben los estudiantes rendir las pruebas de fin de año.

“Estamos trabajando desde los distritos directamente con los directores y directoras de los establecimientos para coordinar cuál es la mejor opción, ya sea que las evaluaciones sean tomadas de forma virtual o, a su vez, ellos de alguna manera se organicen para la presencialidad”, explicó Abad a diario El Mercurio.

Abad agregó que cada establecimiento tiene que analizar, junto a los representantes, si es seguro llamar a los estudiantes a que rindan los exámenes en sus infraestructuras, o, por el contrario, llegar a un consenso para finalizar el año lectivo sin mayores inconvenientes. (I)

Salir de la versión móvil