Organizaciones sociales protestan contra la «deuda ecológica» de Argentina

Publicidad

Un amplio número de organizaciones sociales, ambientales y sindicales protestaron este martes en el centro de Buenos Aires contra la «deuda ecológica» y para reclamar la anulación de las deudas financieras «ilegítimas», como la que aseguran tiene Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Bajo la consigna «La deuda es con los pueblos y con la naturaleza», cientos de personas se congregaron en las inmediaciones del Obelisco porteño, en una jornada que forma parte de las acciones de protesta globales contra la cumbre del G7.

En un documento conjunto, las organizaciones convocantes criticaron el «modelo de opresión, extractivismo y colonialismo financiero» promovido por instancias como el G7, el FMI, el Banco Mundial o el Club de París, responsables de un «sistema injusto» que impide la lucha contra la crisis climática en los países menos desarrollados.

«Los Gobiernos del Norte Global pretenden profundizar un modelo colonial que impide a los países en desarrollo avanzar en una agenda de transición ecológica, soberanía, justicia social y justicia climática que anteponga a la vida por sobre la acumulación y concentración de riqueza», señalaron los responsables de la protesta.

Los movimientos sociales y ambientales presentes en la concentración pusieron como «caso paradigmático» de este modelo el de Argentina, un país que «se encuentra nuevamente en las garras del FMI» por una «deuda ilegítima» de más de 40.000 millones de dólares, suscrita por el Gobierno del expresidente Mauricio Macri (2015-2019).

publicidad

Según estudios científicos citados en el documento, 100 multinacionales son responsables del 71 % de las emisiones globales, unas empresas que son «responsables de profundizar el modelo extractivista y el saqueo sistemático de la naturaleza y los bienes comunes».

«Este modelo de consumo y derroche es incompatible con los compromisos ambientales asumidos e impulsados por gran parte de los países centrales expresados en el Acuerdo de París», subrayaron los organizadores de la protesta.

Además de la movilización convocada en Buenos Aires, hubo más acciones reivindicativas en las ciudades argentinas de Córdoba, Misiones, Santiago del Estero, Jujuy y Mar del Plata.

El presidente argentino, Alberto Fernández, asistió a la reunión del G7 celebrada en Elmau (Baviera, en el sur de Alemania) entre el domingo y este martes y suscribió, junto con los mandatarios del Grupo y de los otros cuatro países invitados -Indonesia, India, Senegal y Sudáfrica-, una declaración a favor de la protección climática.

Argentina ratificó ahí su apuesta por una transición hacia una energía «limpia», acorde con los objetivos de la lucha contra la crisis climática y el desarrollo de las energías renovables. EFE