- Publicidad -
Inicio Cuenca Alcalde de Cuenca y gobernador del Azuay piden un estado de excepción...

Alcalde de Cuenca y gobernador del Azuay piden un estado de excepción para abastecer a la provincia

Personas hacen fila en una comercializadora de gasolina en El Arenal. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Tras 16 días de paro nacional, las autoridades de Cuenca y Azuay piden al Gobierno nacional que intervenga para superar los problemas que ha generado la movilización convocada por el sector indígena.

Este miércoles 29 de junio de 2022, tanto el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, como el gobernador del Azuay, Matías Abad, solicitaron públicamente al Ejecutivo que declare un estado de excecpción.

El alcalde publicó en su cuenta de Twitter una carta enviada al presidente Guillermo Lasso, con fecha de hoy 29 de junio, en la que le pide revisar y acoger los pedidos de una resolución aprobada por el Comité de Operaciones de Emergencia Cantonal cinco días atrás, entre los que consta un exhorto al Gobierno nacional para que declare el estado de excepción en Cuenca y Azuay, «observando los principio de necesidad, proporcionalidad, y razonabilidad, con el exclusivo objetivo de garantizar la dotación de insumos y productos de primera necesidad».

Este mismo día, el gobernador del Azuay solicitó que se decrete un estado de excepción en la provincia. «Esto nos permitirá actuar de inmediato, con Policía Nacional y Fuerzas Armadas para restablecer la salud, el orden, la seguridad y el abastecimiento y de esta manera garantizar la actividad prroductiva en nuestra provincia».

Los pedidos de las autoridades locales llegan después de que los representantes de los sectores productivos pidieran el estado de excepción el pasado 24 de junio y en medio de una complicada situación por el desabastecimiento de alimentos, gas, oxígeno médicos, materias primas, entre otros.

Las vías que conectan a Azuay con el resto del país están bloqueadas desde el inicio del paro nacional y en los últimos días se han sumado manifestaciones y cierres al interior de Cuenca que obligaron a muchos establecimientos a parar sus actividades.

Salir de la versión móvil