- Publicidad -
Inicio Cuenca En Azuay hay toque de queda de 21:00 a 05:00 por 30...

En Azuay hay toque de queda de 21:00 a 05:00 por 30 días

Gobierno Nacional declara estado de excepción para la provincia de Azuay.

Con el estado de excepción decretado por Guillermo Lasso, presidente del Ecuador, para la provincia de Azuay, la población podrá transitar libremente solo desde las 05:00 hasta las 21:00 todos los días, durante un mes.

De acuerdo con el documento firmado por Lasso, esta declaratoria, que también rige para Imbabura, Sucumbíos y Orellana, se da con motivo de las actuaciones violentas en el paro nacional.

Además, ante la imposibilidad de abastecer con oxígeno a los hospitales de Cuenca, lo que pone en riesgo la salud de al menos 231 pacientes hospitalizados, 51 en servicios críticos y unos 200 en emergencia.

Asimismo porque en esta ciudad se registran incidentes de escasez de combustibles y alimentos, y actos violentos en la vía Cuenca – Molleturo – Naranjal durante operativos policiales y militares.

También porque en Cuenca en el marco de las protestas se ha verificado ingreso y destrucción de propiedad privada e irrupción forzada a farmacias, tiendas de víveres y comercios en general.

Con este decreto queda suspendido el ejercicio del derecho de la libertad de asociación y reunion de aquellas manifestaciones en que incurran hechos violentos.

Se exceptúa de esta limitación a la protesta pacífica y toda aquella actividad que no tenga por objeto ahondar la situación de grave conmoción interna identificada en este espacio territorial.

Las personas que circulen durante el horario de toque de queda serán puestas a órdenes de las autoridades judiciales competentes para que sean sancionadas.

La penalización para estos infractores es de uno a tres años de privación de libertad de acuerdo con lo que consta en el artículo 282 del Código Organico Integral Penal (COIP).

Matías Abad, gobernador de la provincia de Azuay.

Azuay

Ecuador alcanza el día 17 del paro nacional, y Cuenca y Azuay se han convertido en uno de los principales puntos donde se concentran las protestas contra el Gobierno Nacional.

Esta provincia ha quedado aislada vía terrestre de otras provincias como Guayas, El Oro y Loja, pues las principales vías hacia y desde estos lugares están bloqueadas por manifestantes.

Por ejemplo, hay varios cierres en la vía Cuenca – Girón – Pasaje; en la Cuenca – Molleturo – El Empalme; en la Cuenca – Zhud – Cochancay; y en la Cuenca – La Jarata – Loja.

También se registran bloqueos para ir hacia El Oriente, a Morona Santiago; y a algunos cantones cercanos como: Paute, Sígsig, Gualaceo y Chordeleg, que están en la zona nororiental de Azuay.

Llamados

A pesar de los llamados hechos por las principales autoridades de este cantón y provincia para que los manifestantes despejen estas carreteras esto no ha sido posible.

Este martes Cuenca se convirtió en la única ciudad donde el taxismo se paralizó. A esto se unieron otras ramas del transporte público y comercial. Los buses de servicio urbano y el tranvía este día tampoco circularon.

Con desabastecimiento de cilindros de gas, de alimentos en los mercados, de oxígeno para casas de salud y de insumos médicos, la situación de esta ciudad cada día empeora.

Cecilia Méndez, prefecta de la provincia de Azuay

Gracias a corredores humanitarios ayer pudo llegar a Cuenca un cargamento de gas y oxígeno. Este último para los hospitales Vicente Corral Moscoso y José Carrasco Arteaga.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE) en Azuay, hay 25 procesos judiciales contra personas que han cometido supuestos delitos en el marco de estas manifestaciones.

Delitos

Las principales acusaciones son: ataque o resistencia; interrupción de la libre movilidad, paralización de un servicio público, daño a bien ajeno, secuestro y robo. También hay un caso de extralimitación en el servicio.

Algunos de estos están en investigación previa y en otros la FGE ya inició la instrucción fiscal para que se sancione a los responsables. Los casos reportados son en Cuenca y Gualaceo.

En Cuenca el transporte pesado también se ha unido al paro nacional, al igual que estudiantes universitarios, que en cada jornada se reúnen en la Universidad de Cuenca y frente al edificio de la Gobernación de Azuay.

Poco visibles

Lorena Sarmiento, politóloga, considera que Cuenca y Azuay han sido muy visibles a nivel nacional en estas jornadas de movilización, convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE).

“Otras ciudades del país, especialmente, de la Costa, han tenido poca participación en esta movilización, pero Cuenca ha aparecido con fuerza en el mapa de la manifestación nacional…”, dijo.

Para Sarmiento, las autoridades locales como Pedro Palacios, alcalde de Cuenca; y Cecilia Méndez, prefecta de Azuay, no han tenido un papel protagónico ni en la protesta ni en la solución del conflicto.

“Se espera que como representantes de la ciudadanía lideren los diálogos a nivel local y asimismo sean quienes lideren también los corredores humanitarios para el paso de alimentos y otros insumos…”, señaló.

Gobernador

Matías Abad, gobernador de Azuay, fue quién solicitó ayer al Ejecutivo, la declaratoria de estado de excepción para esta provincia, que actualmente está bloqueada vía terrestre.

“No podemos seguir mendigando movilidad para el abastecimiento de oxígeno para nuestros hospitales, necesitamos abastecer a la provincia de alimentos, combustibles, gas de uso doméstico, medicinas (…)”, dijo.

Indicó que en los últimos días han dialogado con varios sectores de los manifestantes, pero considera que es necesario terminar con los actos que impiden volver a la normalidad.

Dijo que el estado de excepción les permitirá actuar de manera inmediata para garantizar la libre movilidad en todas las vías de la provincia con el apoyo de Fuerzas Armadas (FF.AA.) y de la Policía Nacional.

Pedido

Rodrigo Cordero, presidente de la Cámara de Industrias, Producción y Empleo (CIPEM) de Cuenca, también pidió que se declare estado de excepción en Cuenca y Azuay.

Según la CIPEM, a nivel nacional se calcula que el paro deja una pérdida de un poco más de 570 millones de dólares. En Cuenca el perjuicio es de unos 35 millones de dólares.

Paralelo a la solicitud de la CIPEM, se creó una petición ciudadana a través de la plataforma de cambio ciudadano Change.org, que se dirige a las principales autoridades de la provincia.

Estos son Pedro Palacios, alcalde de Cuenca; Cecilia Méndez, prefecta de Azuay; y Matías Abad, gobernador de Azuay, quien es el representante del Ejecutivo en esta provincia.

A través de esta petición se busca que se abran las carreteras con el apoyo de las Fuerzas Armadas (FF.AA) y la Policía Nacional, para el abastecimiento de alimentos, medicinas, combustibles y materias primas.

Pedro Palacios, alcalde del cantón Cuenca

Alcalde

Pedro Palacios, alcalde de Cuenca, entre sus últimas acciones frente al paro nacional hizo un pedido público dirigido a Guillermo Lasso, presidente del Ecuador.

“Requerimos su atención… de manera urgente, se trata de la situación de supervivencia de más de 600.000 personas que habitamos este cantón…”, consta en un escrito.

Asimismo, figura en la misiva: “no podemos depender únicamente de la escasa ayuda humanitaria, tampoco nos vamos a convertir en un daño colateral”.

Para Palacios el diálogo debe continuar, no hay otra vía. La apertura debe mantenerse escuchando activamente los argumentos y despojándose de animadversaciones personales.

Igualmente aparece en el documento: “el austro ecuatoriano, ha estado en situación de abandono, desde hace tiempo. Si a eso le sumamos el paro y el cierre de las vías de acceso, las consecuencias son evidentes”.

A decir de Palacios, la situación actual que vive Cuenca se asemeja a un estado de guerra, sitiados por casi todos los flancos, lo que significa una vulneración de derechos

Prefecta

Cecilia Méndez, prefecta de Azuay, este martes hizo un pronunciamiento público sobre la situación que vive el país por el paro nacional, convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE).

“El valor de la democracia no solo se construye en las urnas y en cada período sino desde los pueblos y gobiernos locales… reconocemos que la actual crisis tiene un reclamo basado en la justicia social…”, dijo.

Y acotó que el conjunto de reclamos que se plantea en esta movilización “no es solo de los indígenas sino también de los obreros, trabajadores, maestros, empleados, ciudadanos”.

Méndez aclaró que no apoya el pedido de la Cámara de Industrias, Producción y Empleo (CIPEM), de Cuenca, de que el Gobierno Nacional declare en estado de excepción a Cuenca y a Azuay.

“Los conflictos sociales generados en el país requieren del diálogo como un instrumento para que el pueblo y sus reclamos de justicia social lleguen hasta el Gobierno Nacional”, de acuerdo con la prefecta.

Los corredores humanitarios han sido discutidos y reflexionados en el seno del Consejo Provincial de Azuay con la presencia y voz de alcaldes y presidentes de las juntas parroquiales, aclaró Méndez.

Salir de la versión móvil