- Publicidad -
Inicio Actualidad Grafitis y murales: un arte que toma fuerza en Cuenca

Grafitis y murales: un arte que toma fuerza en Cuenca

El arte del grafiti poco a poco ha ido ganando espacios en Cuenca en los últimos meses. Andrés Mazza/El Mercurio

A pesar de la inclemencia del tiempo cuencano; a pesar de la propia ciudad, que a veces los rechazan; y a pesar de la necesidad de los recursos que no hay, los grafiteros y muralistas de Cuenca se han ganado un espacio para exhibir sus obras.

No es casual que, en los últimos meses, en los distintos espacios de la ciudad, como la Convención del 45, la calle Rafael María Arízaga y la avenida Ordóñez Lasso, reposen aquellos trabajos multicolores.

Desde nombres hasta personajes, que mucha gente desconoce por no estar relacionada con la cultura de los grafiteros y muralistas, se dejan ver en los trazos de artistas cuencanos.

Uno de los últimos espacios que se ha unido a las paredes policromas es la avenida 27 de Febrero, en donde, tres artistas se juntaron para convertir sus bocetos en pinturas de gran tamaño.

Entre los que participaron estuvo Cristian Lucero, un artista que lleva diez años detrás de las paredes de la ciudad para plasmar sus ideas. Su modalidad de trabajo siempre ha sido: identificar los lienzos y pedir permiso a sus dueños.

“El 95% te dice que sí, que puedes pintar. Nosotros no les pedimos pinturas, no les pedimos dinero, solo que nos preste su pared para pintar. Les mostramos los bocetos y luego empezamos a trabajar”, dijo Cristian a diario El Mercurio.

Cristian, junto a sus dos colegas, arrancaron (con lo que ellos siempre denominan producción) en una de las paredes esquineras que da hacia la avenida 27 de Febrero y calle Julio T. Torres. Allí, en ese lienzo, cada uno pintó lo que habían pensado.

En el caso de Cristian, él hizo un grafiti con su nombre. El concepto de la obra ya se ha visto en otros lugares de Cuenca, ya que Cristian siempre ha buscado que la palabra que lo identifica sirva para que las personas lo emparejen con su trabajo.

Por su parte, Brigette Cárdenas, quien también formó parte del proyecto, pintó una obra en honor a Cristian Quezada, un artista cuencano que falleció en un accidente.

El mural de Cárdenas, que firma como “Cece”, está compuesto por personas en una discoteca mientras Quezada sostiene un micrófono. La obra contiene varios detalles, que el espectador debe acercarse a ella para apreciarlos todos.

“Yo pinto para llenarme el alma y la panza. Estos espacios me sirven a mí para mostrar mi trabajo y hacerme conocer y poder participar en convocatorias nacionales y seguir creciendo como artista”, dijo Brigette antes de finalizar su obra.

Por lo general, los trabajos que realizan los grafiteros y muralistas en Cuenca es producto de su propia autogestión. Por ejemplo, siempre quedan latas y pinturas luego de cumplir con un encargo de realizar un trabajo.

Solo una vez que tienen los colores necesarios, los artistas se vuelcan a las paredes para realizar sus obras que todavía una parte de la población no ve con buenos ojos.

“Yo creo que hay que dar cabida a estas expresiones. Siempre se ha satanizado al grafiti, pero solo cuando realmente se ve el trabajo, se nota que es arte, y que no son solo rayas”, opinó Lucía Rosales, que vive en los alrededores de la avenida 27 de Febrero.

Ordenanza

Una de las razones por las que el grafiti ha ido ganando espacios de la ciudad se ha debido a que la Dirección de Cultura municipal, desde el año pasado, ha venido impulsando su programa “Galerías urbanas”.

En la primera convocatoria, un grupo de artistas pintó una serie de trabajos desde la bajada de Milchichig hasta el puente Fabián Alarcón.

Mientras que, en la segunda convocatoria, que se desarrolló entre el 11 y 12 de junio pasado, el Parque Guataná se transformó en un lienzo para los grafiteros y muralistas.

Ahora, desde la Dirección de Cultura, se promueve la reactivación de la ordenanza que regula el uso del espacio público para el arte, grafiti y mural, con la cual se contará con un catastro de lugares en donde se pueden pintar, así como un presupuesto para fomentar ese arte. 

Para ello se está llevando a cabo una convocatoria que tiene como objetivo conformar una comisión integrada por representantes de los colectivos y artistas dedicados al grafiti y mural. Los interesados pueden inscribirse hasta el próximo 3 de julio, a través de https://n9.cl/3x4ye. (I)  

Salir de la versión móvil