Pobres animales

Nicanor Merchán Luco

Publicidad

El director del zoológico Amaru Bioparque Cuenca, Ernesto Arbeláez y el director del zoológico Yurak Allpa, Alberto Vele, hicieron un dramático llamado y publicaron en las redes y en este medio de comunicación, la angustia que están viviendo por la falta de alimentos para sus cientos de animales salvajes que viven en cautiverio. No solicitaron un apoyo económico porque con ese dinero no podían comprar nada sino más bien pidieron una donación de alimentos como papayas, melones, sandías, piñas, manzanas, aguacates, uvas, tunas, carne en pie o faenada, claro tienen muchísimos felinos y aves rapaces.

En su página de Twitter el zoológico Amaru dice que son una organización ambiental que “ofrece una experiencia única de contacto con los animales y plantas que forman parte de la riqueza natural y cultural del Ecuador”; señalan que tienen leopardos, tigres, osos andinos, venados, lobos de páramo, pumas, comadrejas, más de 250 especies de anfibios, peces y reptiles entre muchísimas otras especies que sobrepasan las 2 mil y que por el paro no tenían qué darles de comer, por lo que algunos estaban en peligro de fallecer.

Por su parte, el zoológico Yurak Allpa que se encuentra en Tarqui justo frente al lugar del cierre por el paro, también manifestó su angustia y pidieron a la ciudadanía que por favor apoyen donando alimentos. Dicen que “ese es un refugio de animales que fueron abandonados y maltratados”; cuentan con más de 200 animales, que tiene tapires, tigrillos, venados, una gran variedad de aves como águilas, papagayos, monos, pingüinos, pavos, raposos entre otras especies. Para estos animales con o sin paro, se requiere un apoyo más decidido de parte del Municipio para que puedan subsistir. El costo para visitar los zoológicos no es suficiente. (O)

publicidad