Entregarán USD 3 millones para la emergencia del Burgay en Azogues y Biblián

El Ministerio de Transporte transferirá dineros a los municipios para que se encarguen de la contratación de las obras.

En Biblián resultaron afectados por las crecientes del Burgay del pasado mes de abril algunos puentes. Uno de estos se ubica en la parroquia Sageo. Cortesía
Publicidad

Azogues y Biblián tendrán tres millones de dólares para atender los daños ocasionados el pasado mes de abril por las crecientes del río Burgay. Los recursos se invertirán en por lo menos nueve puntos críticos.

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), entregará dichos recursos a las municipalidades. En ese sentido, se suscribió el mes anterior los convenios marco previo a la firma de los convenios específicos, donde los municipios detallan las obras que se requieren tras la emergencia.

La cartera de Estado ya cuenta con esta documentación para suscribir antes de mediados de julio estos últimos convenios.

“Los estudios han sido entregados para realizar el paso al formato que nos exige la Secretaría Nacional de Planificación. Una vez realizado, se generará la viabilidad técnica y se solicitará la certificación presupuestaria”, indicó Luis Mario Barzallo, subsecretario zonal 6 del MTOP.

El funcionario fue claro en decir que se transferirán a las municipalidades los dineros para que se encarguen de todos los procesos relacionados a la contratación y administración de las obras.

publicidad

Inversión

Cada municipio recibirá 1,5 millones de dólares. Las administraciones ya ampliaron incluso los estados de emergencia por 70 días más para cumplir con los procesos que demanda la ley que no les genere inconvenientes para concretar las obras.

En el cantón Azogues se destinarán estos dineros para atender inicialmente cinco sectores afectados por las crecientes del río Burgay. Se trata del puente San José, exmercado Sucre, parque del Migrante, así como el puente Miguel Unamuno y la Universidad Nacional de Educación (UNAE).

El alcalde Romel Sarmiento aspira contar lo más pronto posible con estos recursos; sin embargo, ha manifestado que se requerirán de 7,5 millones de dólares más para solucionar toda la problemática derivada de los desbordamientos del río Burgay.

El subsecretario zonal 6 del MTOP respondió que se apoya a la municipalidad en virtud de las competencias que se tiene como Estado. “Hay obras de agua potable, alcantarillado y regeneración urbana que son competencia del Municipio, y, obviamente, se canalizará a través del Banco de Desarrollo o de entidades externas que financian estos proyectos”, citó.

En lo que concierne al cantón Biblián, se destinarán los dineros para estudios y obras que permitan recuperar y mejorar los puentes ubicados en la parroquia Sageo, en la feria de ganado, y en el sector San Luis.

En Azogues se utilizarán los recursos para atender la zona del exmercado Sucre. Cortesía

Además, el alcalde Guillermo Espinoza comentó que el equipo técnico municipal posee un informe para la construcción de enrocados y muros para proteger las márgenes del río.

Obras en Panamericana

El tramo de la Panamericana, a la altura del puente San José, afectado por las crecientes del río Burgay, se habilitó al tránsito vehicular en los primeros días de junio. Sin embargo, resta por colocar carpeta asfáltica en un tramo de cerca de 25 metros (m) para concluir las obras.

Paúl Ramírez, director distrital del MTOP en Cañar, comentó que existe un ofrecimiento del Municipio de Azogues para realizar el asfaltado, considerando que la administración municipal tiene una planta de asfalto.

En caso de que no se concrete, el MTOP ejecutará esta obra por su cuenta a más tardar para fines de agosto.

En el sitio se construyó un muro de escolleras de 120 m de largo, 4, 5 m de alto y un ancho de 6 m. Luego se procedió, con apoyo de otras instituciones, a rellenar con material de mejoramiento y subbase. Los trabajos duraron unas cinco semanas. (BPR)-(I)

Un trabajo interinstitucional se ha cumplido luego de las crecientes de abril del río Burgay. El propósito fue ejecutar obras de mitigación hasta contar con los recursos económicos para las soluciones definitivas.