La libertad de expresion

Luis Muñoz Muñoz

Las reformas a la Ley de Comunicación aprobadas por la Asamblea, han recibido las más severas críticas de los gremios periodísticos UNP, FENAPE, COLEGIOS DE PERIODISTAS DE LAS PROVINCIAS DEL ECUADOR, porque se plantea entregar a la Defensoría del Pueblo la facultad de recibir denuncias o reclamos por presuntos incumplimientos de la normativa. El informe de minoría que concluye con estas reformas que se aprobaron casi sin debate y sin leerlo. Este  hecho  generó  malestar en el Ejecutivo, por su contenido, y la han calificado de una nueva “ley mordaza”. La Ley de Comunicación está vigente desde el 2013, promulgada por el gobierno de Rafael Correa, la misma que fue criticada incluso a nivel internacional, por haberse creado un cuerpo de Ley, represivo contra la libertad de expresión. Hoy, renace la propuesta, que tiene el auspicio del correísmo y de la Conaie, a través de Pachakutik, cuyo objetivo principal es revivir algunos de los temas que quedaron por fuera de la ley en el 2019. Es por ello que el Gobierno analiza la posibilidad de vetar  totalmente la Ley. Lo aprobado por la Asamblea, es diametralmente opuesto al texto que proponía el Ejecutivo, que buscaba ir hacia una auto regulación de medios y periodistas, y reducía al mínimo el papel del Consejo de Regulación de la Comunicación. La propuesta aprobada, en cambio, plantea nuevas formas de hacer reclamos ante contenidos periodísticos, habla de sanciones y procesos de capacitación, de información falsa y de medios oficiales. Entre los artículos 13 y 35, la ley aprobada por la Asamblea da un nuevo rol a la Defensoría del Pueblo lo que resulta inadmisible y risible, para garantizar las libertades fundamentales en donde se sustenta la democracia. Ahora bien los periodistas agremiados y los independientes, han levantado su voz, para solicitar al Presidente de la República  el veto total a  lo aprobado por la Asamblea en esta materia, para mantener incólume  la libertad de expresión sabiendo que todos los ciudadanos tenemos derecho a  la libertad de opinión y expresión, porque este derecho incluye la libertad  para tener opiniones sin interferencia y buscar,  recibir y dar informes e ideas por todos los medios , sin tener  en cuenta  las fronteras, porque estamos convencidos de que las libertades de opinión y expresión, es la mejor contribución para la paz en naciones libres, recordemos  que la expresión oral o escrita, son derechos esenciales e inseparables, juntos constituyen la garantía y la defensa de las demás libertades en que se  basa la Democracia. En consecuencia, el Presidente Lasso, debe vetar en su totalidad lo aprobado por la Asamblea en esta materia, si verdaderamente se pretende mantener la democracia. (O)