- Publicidad -
Inicio Actualidad Las joyas de Andrea Tello conquistan el mercado internacional

Las joyas de Andrea Tello conquistan el mercado internacional

La diseñadora cuencana Andrea Tello con sus joyas. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Sus diseños han cautivado a primeras damas, reinas y jeques y se exhiben en tiendas de distintas ciudades del mundo posicionando el nombre del Ecuador y cumpliendo el objetivo de internacionalizar su marca y la filigrana, son las joyas que llevan su nombre: Andrea Tello.

La joven cuencana inició su marca en el 2003 creando piezas inspiradas en la cultura Andina, impregnadas de historias de las vivencias de las mujeres y que le conllevó cerca de cuatro años de estudios e investigaciones, sin embargo, en casi dos décadas de trayectoria, sus creaciones se han diversificado y se han adaptado a lo contemporáneo.  

“En 2010 hice un desfile de modas frente a los primeros ministros del mundo, empecé a recibir invitaciones y me di cuenta que lo que estaba diseñando llamaba mucho la atención (…) se debe siempre analizando el mercado para enfocarte en un nicho al que puedes llegar, eso es clave para una empresa”, explica la diseñadora.

Mercados

Sus creaciones se abrieron paso al mercado internacional y hoy se exportan a Estados Unidos, Hong Kong, China, Latinoamérica y en el país cuenta con puntos de venta en Quito, Guayaquil y Galápagos. “Este año abriré mercados en Bogotá y Cartagena, tengo la propuesta para abrir una tienda en el Design District o Distrito del Diseño de Miami y hoy la marca Andrea Tello que es lo que siempre he querido, un nombre con reconocimiento en varias ciudades a nivel mundial”, dice con orgullo.

El ADN de estas joyas es la filigrana, una técnica para tejer finos hilos de plata y oro y formar elegantes piezas, que han cautivado en su momento a primeras damas colombianas, entre ellas, Lina Moreno, esposa de Álvaro Uribe y María Clemencia Rodríguez, esposa de Juan Manuel Santos.

En Europa, los diseños conquistaron al expresidente de Francia, Nicolás Sarkozy y a Tatiana Santo Domingo, esposa de Andrea Casiraghi, el hijo mayor de la princesa Carolina de Mónaco.

“He trabajado también con varios jeques en exposiciones en Kuwait, he estado en Asia, en Europa y en Latinoamérica, siempre enfocada en que la gente conozca el trabajo de Ecuador”, expresa.

Y es que, este trabajo tiene detrás a grandes artesanos de la provincia del Azuay que plasman sus conocimientos en cada pieza de arte y cuyos acabados quedan en las manos de su diseñadora.  Asimismo, un equipo de marketing se encarga de llevar las estrategias de campaña.

Adaptaciones

Andrea Tello es actualmente un e-commerce, formato al que migró en 2018 dado el alcance del negocio a nivel mundial y para cumplir con ventas al por mayor y menor. La diseñadora radica en Cuenca desde donde maneja la tienda en línea.

Ella destaca los cambios que ha experimentado el mundo en los últimos años en cuanto a las exigencias y evolución del mercado y de los clientes, sobre todo, los millennials.

“La gente está más capacitada, busca la historia detrás de los productos, ya no compra por comprar, son más exigentes, revisan, miran los ingredientes, si afecta el medio ambiente, es sumamente importante adentrarse en ese concepto de conciencia de ser mucho más apegados a este cambio cultural”, manifiesta.

Estudiosa incansable, Tello destaca el rol femenino en los emprendimientos y define a la mujer ecuatoriana y cuencana como una empresaria nata que sabe abrirse camino y reconocer las oportunidades.

En base a su experiencia, recomienda a quienes están emprendiendo armar equipos de trabajo porque sola no se llega a ningún lado. “La única forma de llegar lejos es creando equipo, en la unión está la fuerza”.

Actualmente, la diseñadora tiene puntos comerciales en Dallas y entre sus proyectos a corto plazo están abrir mercados en Cartagena y Bogotá y participar el próximo año en una exposición en Egipto, asimismo, se plantea abrir más puntos de venta en Latinoamérica y fortalecer la marca para seguir expandiéndose.

Reconocimientos

Entre los premios que ha recibido están el reconocimiento a la excelencia en la artesanía por la UNESCO en Ecuador en 2010.

La Presea Matilde Hidalgo de Procel por la trayectoria como diseñadora de joyas en el arte de la filigrana, fomentando la enseñanza, el desarrollo y la difusión del arte y la conservación del patrimonio artístico ecuatoriano, en Manta en 2017

En 2018 fue nombrada Embajadora de Ecuador de MOLA (Moda Latinoamericana) plataforma multidisciplinaria que pretende posicionar y promover el diseño y la moda sostenible latinoamericana.

“Emprender y crecer no es fácil, es empezar desde cero y caerse muchas veces, es abrirse puertas una misma, es dar el 1000 % de todo lo que es una persona para lograrlo, pero en un punto topas con lo que le gusta al mercado y aprendes a entrar en ese mercado, he invertido mucho tiempo en conocimientos, he estado en ferias, en exposiciones y es lo que me ha permitido estar en el lugar que estoy ahora”, concluye. (I)

Salir de la versión móvil