Tipos de democracia

Análisis político Marco Salamea Córdova

Publicidad

La democracia representativa, que es la que actualmente predomina en el mundo, puede asumir distintas formas, según diversos criterios.

– Según cual sea el órgano o “poder” más importante del Estado, la democracia puede ser:
a) Presidencialista: cuando el órgano de poder más importante del Estado es el Ejecutivo. Este es caso, por ejemplo, de la democracia en los Estados Unidos y en casi todos los países de América Latina.

b) Parlamentaria: cuando el órgano más importante del Estad es el Legislativo. Este es el caso, por ejemplo, de la democracia en una buena parte de los países de Europa (Inglaterra, España, Alemania, Italia, etc.).

– Según el  número de partidos políticos, la democracia puede clasificarse en:
a) Bipartidista: cuando el número de partidos políticos es de dos. Un buen ejemplo de esto es la democracia de los Estados Unidos, con los partidos Demócrata y Republicano.

b) Multipartidista: cuando el número de partidos políticos es de más de dos. Este es el caso de la mayoría de países donde existe un régimen democrático representativo.

publicidad

c) De partido hegemónico: cuando a pesar de que formalmente existen varios partidos, es un solo partido el que domina la escena política. Este sería el caso en América Latina, por ejemplo, de México durante las décadas en las predominó el Partido Revolucionario Institucional (PRI). El caso de países con partido hegemónico no es igual al de aquellos países donde existe un solo partido político, pues en este último caso no se podría hablar propiamente de democracia.

– Según que el gobierno sea de la mayoría o sea del mayor número de gente posible, la democracia puede ser:

a) Mayoritaria: donde el poder político se concentra en manos de una mayoría escasa, o incluso relativa. Se trata de un modelo de democracia que asoma como excluyente, de competencia y confrontación.

b) Consensual: donde el poder político en lugar de contentarse con mayorías estrechas, busca maximizar el tamaño de estas mayorías. Es un modelo de democracia que asoma como incluyente, de pactos y compromisos, es decir, una especie de “democracia de negociación”.

Con base a esta clasificación el régimen democrático actual en Ecuador sería presidencialista, multipartidista y mayoritario. (O)