Empresas piden atrasar rebaja en medicinas decretada por Gobierno de Panamá

Publicidad

Ciudad de Panamá (EFE).- El sector privado panameño pidió este viernes al Gobierno retrasar la entrada en vigor de la rebaja temporal del 30 % en el precio de 170 medicamentos de uso regular en Panamá, hasta que se aclare cómo se aplicará este ajuste, aprobado por decreto, entre los «actores de la cadena de comercialización».

El presidente panameño, Laurentino Cortizo, firmó el pasado 10 de agosto el Decreto Ejecutivo 17 que disminuye en un 30 % el precio de medicamentos establecidos a los consumidores, que empezará a regir el próximo 15 de agosto de 2022 por 6 meses prorrogables, medida que fue recomendada por una «mesa técnica» y que además «mantiene el descuento del 20 % a los jubilados».

Esta disposición «toma como base para el descuento el precio establecido al 30 de junio de 2022 y busca garantizar medicinas a precios más económicos para todos los panameños», dijo el Gobierno.

La Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP) dijo este viernes a las autoridades que lo «responsable» es «aplazar» la entrada en vigor del decreto, que «conlleva realizar ajustes de precio de venta al público a aproximadamente 900 productos farmacéuticos, en unas 800 farmacias a nivel nacional».

Aún no hay claridad de «cómo se aplicará este ajuste entre los actores de la cadena de comercialización, dado que las farmacias no pueden hacer frente a la medida por su cuenta, y a su vez los distribuidores no han recibido respuesta concreta de cada uno de los laboratorios farmacéuticos con los que tienen relación comercial».

publicidad

La CCIAP agregó que «imponer figuras como control de precios, control de márgenes de ganancia y barreras comerciales, termina afectando no solo al sector privado del país, sino a los propios consumidores», y que «esta ocasión no será la excepción».

La Asociación de Representantes y Distribuidores de Productos Farmacéuticos (Aredis) advirtió asimismo que la «implementación improvisada» del Decreto Ejecutivo 17 «genera incertidumbre y presenta serios obstáculos para que pueda iniciar este lunes», y pidió al Gobierno a «conceder, por lo menos, 15 días» para preparar su implementación.

La Aredis alertó además que esta medida podría llevar al «desabastecimiento de productos y cierres de negocios», lo cual, dijo, «agravará la situación, sobre todo en el interior del país y las afueras de la capital, lugares que son suplidos en su mayoría por las pequeñas farmacias».

Por su parte, la Federación Centroamericana y del Caribe de Laboratorios Farmacéuticos (Fedefarma) señaló este viernes que sus empresas asociadas a este gremio «aceptan contribuir con el 15 %, como tope máximo de descuento, en cada uno de los medicamentos» listados en el Decreto Ejecutivo 17, a partir de este lunes 15 de agosto.

Sin embargo, la Aredis opinó que las empresas en Fedefarma «representan solo a una fracción del universo de laboratorios que venden productos a Panamá».

El alto costo de los medicamentos, de los combustibles y de los alimentos causó el mes pasado las mayores protestas sociales en décadas en Panamá, que llevaron al Gobierno a la instalación de una mesa de diálogo con los sindicatos y gremios para consensuar medidas para la rebaja de los precios. EFE