- Publicidad -
Inicio Deportes Andrés Chocho se prepara como deportista, padre y entrenador

Andrés Chocho se prepara como deportista, padre y entrenador

Algunos de los mejores marchistas del país son comandados por el cuencano, de 38 años.

Andrés Chocho fiel a la tradición de su familia, siempre estuvo inmiscuido en el deporte. Pues su padre Luis (+), formador de varias generaciones de la marcha lo motivó para que se una a esta modalidad del atletismo. El andarín, de 38 años, es actualmente uno de los mejores en el país, pero su trabajo no acaba ahí, en los últimos años también ha sido parte de los triunfos de varios atletas como entrenador (nivel 3 de la IAAF). De igual manera, hace dos meses, nació su hijo Kylian, quien será su mayor motivación de aquí en adelante.

Y es que el gusto por este deporte no se da por casualidad. Andrés, desde la infancia creció viendo los entrenamientos que mantenía su progenitor con el grupo de marchistas de distintas épocas. Recuerda el azuayo que la influencia de su padre fue necesaria para llegar a este deporte, que necesita una sinfonía de movimientos.

A pesar de que la marcha era el deporte principal en sus jornadas, el cuencano pasó por pruebas de fondo, triatlón, duatlón y ciclismo. “Mi padre me aconsejó a mis 15 años para llegar a este lindo deporte. Practicaba otras disciplinas, pero la marcha era la prueba en la que ganaba siempre”, recuerda el cuencano.

Sin definir cúal es su primer logro en esta carrrera como andarín, el azuayo retrocede el tiempo y explica que el trabajo para llegar a ser de Alto Rendimiento siempre pasa un proceso, pero una de sus mayores anécdotas ha sido clasificarse a sus primeros Juegos Olímpicos en 2008, que se disputaron en Beijing, China.

No obstante, en ese camino para llegar a esta competencia, tuvo varios obstáculos, pues a más de la preparación deportiva influía el tema económico, que en aquella época era escaso para los atletas. “De esas épocas uno aprende, antes de ir al evento olímpico, en 2007, tuve que hacer un sacrifio grande para ir hasta Polonia, donde logré la marca”.

Luego de aquella participación en China, Andrés se planteó el objetivo de estar entre los mejores y, con ese ímpetu mejoró sus tiempos y su performance.

Es así que en el 2010 tuvo su primera experiencia como entrenador, ya que la marchista brasileña Erika Rocha de Senna confió en el cuencano y se convirtió en su primera alumna. Además en la actualidad es esposa del representante tricolor.

“En los últimos años me he mantenido sano y con una preparación exigente. Recordar que el único entrenador que tuve fue mi padre hasta el 2010. Después yo dirigía mi planificación junto a Erika. Asesores técnicos y biomecańicos si tuve algunos, entre ellos tengo presente a José Marín de España y Carlos Vele, asistente técnico ecuatoriano”, explica Chocho, quien también admira a varios marchistas entre ellos a su coterráneo Jefferson Pérez.

Entrenador

Por la mente de Andrés no pasaba la decisión de convertirse en entrenador, pero eso cambió en los últimos años. Toda la experiencia de Chocho ha sido clave para lo logros de algunos deportistas, entre ellos Daniel Pintado y la peruana Kimberly García (29 años), esta última fue doble medallista de oro (20 y 35km), en el Mundial de Atletismo 2022.

Chocho puso al servicio de la marchista peruana todos sus conocimientos, tal y como lo hace con los azuayos Claudio Villanueva, Saúl Wamputsrik y su esposa Erika, quienes son parte de su Team.

https://elmercurio.com.ec/wp-content/uploads/2022/08/Andres-Chocho.aac
Entrevista al deportista cuencano.

Familia

A más de ser deportista y entrenador, Andrés también dedica su tiempo a su primogénito que nació hace dos meses. “Es una etapa bastante bonita de mi vida. Sin embargo, por los entrenamientos nos falta tiempo para compartir con Kylian, pero siempre aprovechamos los momentos libres para dsifrutar de esta nueva etapa…”.

A pesar de disfrutar este nuevo rol como padre de familia, Chocho recuerda con tristeza los consejos de su padre, quien falleció meses atrás por Covid-19 “han sido años difíciles en mi carrera, pero sus enseñanzas siempre están presentes. Todo lo alcanzado en este deporte es dedicado a mi familia”.

Ahora, con mucho kilometraje de recorrido, el cuencano espera clasificar a los Juegos Olímpicos de París 2024, y también prioriza su participación en los Juegos Sudamericanos de Paraguay. Su misión es aportar hasta cuando pueda al equipo ecuatoriano y luego dedicará su tiempo netamente a la dirección técnica de algunos marchistas.

Andrés Chocho escribe una página dorada como entrenador al ubicar a sus dirigidos entre los mejores del mundo
Salir de la versión móvil