Deportivo Cuenca ya extrañaba al desequilibrante Lucas Mancinelli

Lucas Mancinelli fue la figura frente a Independiente del Valle en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. API

En un duelo bastante táctico entre Deportivo Cuenca e Independiente del Valle, el argentino Lucas Mancinelli volvió por sus fueros y le dio el triunfo al local (2-1) en el marco de la novena fecha de la LigaPro Serie A.

Entre abrazos, risas y hasta llanto los hinchas morlacos celebraron el triunfo de su equipo en el Estadio Alejandro Serrano Aguilar. Un triunfo que le mantiene entre los candidatos para disputar la Conmebol Sudamericana en 2023.

“Con este triunfo inolvidable, el Deportivo Cuenca confirma su grandeza e idolatría. Por eso, por eso, te quiero Cuenca”, expresó emocionado César “Pájaro” Martínez, exdirigente morlaco.

Los aficionados resaltaron la “garra y corazón” del equipo para levantarse de un discreto primer tiempo en el que la visita aprovechó una desatención en defensa para abrir el marcador, hasta con algo de fortuna, a través de Fernando Gaibor.

“Cuando más difícil es la victoria, mayor es la gloria”, soltó el central Ronny Biojó. En la primera parte integró una línea de tres con Bruno Duarte y Sixto Mina.

En el segundo tiempo, Gabriel Schürrer retornó a línea de cuatro sacrificando a Sixto para tener más sorpresa en ataque con Vilinton Branda.

El estratega argentino admite que planificaron un partido largo porque sabían que al rival le iba a resultar difícil reaccionar con el desgate que acarrea y por la hora que se programó el partido (14:00).

En el entretiempo les hizo saber a sus jugadores que estaban respetando demasiado a la visita y que había argumentos para dar vuelta al resultado.

Mancinelli se puso el equipo al hombro y con el envión anímico, Duarte colocó el empate (49’), su segundo gol con la camiseta colorada.

Más tarde, Branda se juntó con Mancinelli y como fórmula química surgió el tanto de la victoria (62’), el sexto en la cuenta personal del ariete de 33 años que salió vitoreado cuando dejó la cancha por Jalmar Almeida.

Mancinelli hacía tiempo que no era desequilibrante en la ofensiva del Expreso Austral. Su entrega al equipo es innegable. Inyecta plasma en su rodilla lesionada para rendir al 100 %.

Nunca da pelota por perdida, las pelea todas en la parte ofensiva, resalta Schürrer, y añade que asumió la responsabilidad de hacer goles que le correspondía a Raúl Becerra, ausente por lesión.

Mancinelli agradece el cariño que recibe de sus compañeros y de los aficionados. Sostiene que lucharán hasta el final para clasificar a un torneo internacional. En lo personal no disputa un torneo de la Conmebol desde 2014 cuando jugó un partido de la Libertadores con Lanús.

No es excusa

Miguel Anselmi, DT del Independiente, indica que apenas planificaron el partido en 40 minutos porque los jugadores se recuperaban del esfuerzo que hicieron el miércoles en la semifinal de la Sudamericana.

Dice que el campo no es propicio para el fútbol que practican porque resta “velocidad y eficacia”. “Tener la pelota en este campo es difícil”, añade.

Aclara que no es excusa como tampoco lo es el desgaste que tienen al enfrentar tres torneos al mismo tiempo lo que no hacen sus rivales directos. Ante el Cuenca colocó tres juveniles. Conservó gran parte del partido a sus estelares para la revancha ante Melgar.