Una cartilla para estudiantes rememora la visita de Bolívar a Cuenca

El texto recoge las actividades y los sucesos que ocurrieron cuando el “Libertador” llegó a Cuenca hace 200 años

La cartilla fue escrita para todo público, en especial para los estudiantes. Andrés Mazza/El Mercurio
Publicidad

Un 8 de septiembre de 1822, Simón Bolívar arribó a Cuenca porque quería conocer a la ciudad que había sido un pilar fundamental en la independencia de lo que hoy conocemos como Ecuador.

La visita del considerado “Libertador de América” fue todo un suceso, ya que superó a cualquier otra visita que la ciudad haya recibido hasta ese entonces (y quizá hasta la actualidad).

La estancia de Bolívar también se convirtió en un hecho histórico porque no solo fue de paso, sino le sirvió para meditar sobre qué medios él debía emplear para liberar a Perú.

Por lo que significó la presencia de Bolívar entre los cuencanos y para tratar de emular en el presente la misma alegría que hubo cuando el Libertador anduvo por las calles de la ciudad, el historiador Juan Cordero Íñiguez, con el auspicio del Municipio de Cuenca, crearon la primera cartilla que recoge la historia de la visita de Bolívar.

A diferencia de otros textos, en los que predominan docenas de páginas, cuyo contenido sobre un tema histórico se vuelven pesados por sus numerosos datos y fechas, la cartilla de Cordero es un textito de 28 páginas que guardan párrafos cortos sobre los hechos que antecedieron, sucedieron y vinieron después de la visita de Simón Bolívar.

publicidad

Sobre su nacimiento, sobre sus primeros viajes, sobre su labor en la independencia de Venezuela, Ecuador y Perú, y sobre sus últimos días, constan en la cartilla que se pensó para los estudiantes.

“He preparado un folletito sobre la biografía de Simón Bolívar, sobre todo para los estudiantes, para que tomen consciencia del valor de este personaje y de sus ideales”, dijo Cordero a diario El Mercurio.

Tras su preparación, se imprimieron 1.000 cartillas que se repartieron entre los estudiantes de Cuenca y en las bibliotecas municipales. Además, la obra forma parte ya de los libros que custodia la Quinta Bolívar para que el público pueda acceder a ella.

“A nuestro fondo se suma este folleto que puede ser revisado por los estudiantes en nuestra biblioteca. Tenemos un espacio para el estudio con internet gratuito que pueden visitarlo todas las personas”, explicó Martha Guerrero, coordinadora de la Quinta Bolívar.

A más de la cartilla, ayer, en la noche, Juan Cordero presentó otra obra llamada “1822: Año Heroico”. El libro contiene algunos acontecimientos, como la libertad final de Cuenca, la relación que tuvieron los azuayos en la independencia, y su ayuda a Antonio José de Sucre en la Batalla de Pichincha.

Con la presentación de la cartilla y del libro, Cordero y el municipio terminaron la serie de publicaciones que se hicieron en el marco de la celebración del bicentenario de la independencia de Cuenca.        

“Queda mucho por contar. Lo bueno es que hay un buen archivo, hay buenos investigadores y además hay una generación que tiene su forma de ver. Yo pertenezco a una generación mayor, y vendrán generaciones menores que enfocarán de otra manera”, dijo Cordero.

Sobre la estadía de Bolívar

Tras la llegada de Bolívar, en Cuenca se prepararon agasajos y banquetes en su nombre. Bolívar se hospedó en la casa de gobierno, donde actualmente se emplaza el municipio. Para el 16 de septiembre, Bolívar se trasladó a una casa de hacienda que sería reemplazada por lo que hoy se conoce como Quinta Bolívar. En ese sitio, el Libertador descansó y escribió múltiples cartas. También, en Cuenca, Bolívar hizo algunas disposiciones, entre estas: la exaltación al artista Gaspar Sangurima y la creación de la Escuela de Artes y Oficios. (I)