La droga ¿?

Publicidad

Hernán Déleg Pacheco

De acuerdo con el informe oficial, los estadounidenses gastan anualmente 150.000 millones de dólares en estupefacientes. Dos tercios de las compras fueron de cocaína, y el resto de heroína, marihuana y otras drogas; estas cifras no reflejan los costos sociales, como el aumento de la delincuencia, el trastorno de la vida familiar e individual, y la propagación de enfermedades…

Ahora bien, “Todo el mundo usa alguna droga”; a veces se recurre a generalizaciones como esta para inducir a los incautos para probar sustancias prohibidas, desde luego, esta afirmación tiene su parte de verdad, sí lo tomamos “droga” como definición: “Toda sustancia química natural o sintética, con la que puede modificarse la percepción, el ánimo u otros estados psicológicos”.

Basándose en esta explicación anterior, el alcohol constituye una droga, cuyo riesgo estriba en su abuso, que obviamente va en aumento. Un estudio realizado en las universidades de un país occidental indico que “el mayor problema que plantean las drogas en los recintos universitarios es la ingesta masiva de alcohol”, que incurre en ella más del 53% del alumnado.

Se considera ingesta masiva de alcohol “el consumo de al menos cinco copas seguidas en el caso del varón y cuatro en el de la mujer”. Al igual que el alcohol, el tabaco también se distribuye por vías legales, pese a contener un potente veneno, como la nicotina; pues la Organización Mundial de la Salud cifra en 7.000.000 anuales el número de muertos que ocasionan los magnates tabacaleros gozan de grandes riquezas y del respeto de la sociedad…

publicidad

Así mismo, sería absurdo equipar bebidas que gozan de aceptación social, con la heroína u otras drogas duras; seria como comparar un gatito con un león. Hay una enorme gama de drogas prohibidas. (O)