Nomenclatura en las calles

Publicidad

María Eugenia Moscoso C.

Cuenca es una ciudad ejemplar. Su topografía, el trazado delineado por sus ríos, sus casas coloniales, sus iglesias y sus parques, sus artesanías, su cuidado y limpieza.

Sin embargo, sus calles y avenidas adolecen de nombres. Para ubicar un lugar con facilidad, no se encuentran en sus esquinas, debidamente colocados, los nombres que a las calles les corresponden.

Es hora de que la autoridad competente inicie un trabajo de señalización adecuado y rescate la nomenclatura que antes se tenía, en el casco urbano de la ciudad y, adicionalmente, en los barrios periféricos.

Con este trabajo se logrará que propios y extraños abreviáramos el tiempo de búsqueda de los lugares requeridos. Es un trabajo que le corresponde al Municipio y a la Comisión de Nominación de calles y arterias urbanas. Esperamos un trabajo que supla esta omisión, a la brevedad del caso. (O)


publicidad