El Complejo de Ingapirca entra en intervención

Complejo de Ingapirca
En la elipse y el barranco del Complejo Arqueológico Ingapirca se ejecutan obras para conservar el patrimonio. Cortesía

El proyecto de conservación de la elipse y el barranco del Complejo Arqueológico Ingapirca, ubicado en el cantón Cañar, está en la última etapa. Se trata de la ejecución de los trabajos físicos. La intención es concluir las obras en marzo del próximo año.

La etapa de ejecución inició el pasado 29 de agosto. Esto luego de dos años de cumplir con la fase de trámites administrativos, análisis, estudios y la conformación de un equipo multidisciplinario.

Los trabajos se efectúan con recursos del programa “Fondo del Embajador para la Preservación del Patrimonio Cultural”, de la Embajada de los Estados Unidos (EE.UU.).

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) fue notificado en septiembre de 2020 que se hizo acreedor a alrededor de 198 mil dólares para que se intervengan estas áreas. El propósito: frenar los inconvenientes de deterioro en el conjunto arqueológico debido al clima, especialmente por la acumulación de las aguas lluvias.

Trabajos

Obrero cumple labores con precaución para no generar daños al conjunto arqueológico. Cortesía

Los trabajos físicos se dividen en tres fases. Se trata de la corrección de los declives de la superficie del elipse del sistema de drenaje del agua de lluvia y los lomillos (montículos de tierra que están sobre los sillares o muros). Además de la preservación de los sillares de la elipse y del talud del barranco para finalizar con la reforestación del área del complejo arqueológico.

De acuerdo con Karla Encalada, directora del Centro de Investigación e Interpretación del Complejo Arqueológico Ingapirca, la primera fase arrancó con la ejecución de calas (excavaciones de máximo 70 centímetros) -tanto corridas como aisladas- que permiten determinar el comportamiento de los estratos de la superficie de la elipse.

Se identifican, por ejemplo, los componentes de la superficie, las patologías o daños que ha sufrido a lo largo de estos años, entre otras características.

Las calas están siendo rellenadas técnicamente y con una compactación manual por su delicadeza. De esta manera, se podrá continuar con la corrección de los declives del sistema de drenaje y más obras establecidas. Se prevé que estos trabajos concluyan a más tardar en los primeros días de noviembre próximo para continuar de inmediato con la segunda y tercera etapa de ejecución del proyecto.

Encalada aseguró que desde que la Embajada de los EE.UU. efectuó un primer desembolso de recursos económicos para la fase de análisis y estudios del proyecto hasta llegar a la primera fase de ejecución, se presenta un avance del 35 %. (I)

«No sabemos nada»

Al interior de la municipalidad de Cañar hay preocupación por una aparente falta de información sobre el proyecto, específicamente de la etapa de ejecución de los trabajos físicos para la conservación de la elipse y el barranco del Complejo Arqueológico Ingapirca.

Segundo Yugsi, alcalde, comentó que no existe una socialización. “no sabemos nada” e incluso el Concejo Cantonal ha solicitado desde hace tres meses aproximadamente por escrito al Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) que expliquen pormenores del proyecto.

Yugsi dijo que el Concejo sesionará mañana y se mocionará una resolución para solicitar al INPC que una delegación técnica comparezca y dé a conocer detalles para tranquilidad del cantón. (I)

Detalles

– El INPC hizo una serie de análisis y estudios hidrosanitarios, hidrológicos, geotécnicos, de laboratorio, de tierras, arqueológicos, arquitectónicos, entre otros para llegar a la fase de ejecución.

– Los trabajos físicos, que comprenden las tres fases de intervención, concluirán en marzo de 2023. Es decir se cuenta con cinco meses para ejecutarlos de acuerdo con los estudios previos.