Xi pide el cese del “castigo colectivo” de Israel contra la población de Gaza

El presidente de China, Xi Jinping, pidió hoy el cese del "castigo colectivo" de Israel contra la Franja de Gaza. EFE

El presidente de China, Xi Jinping, pidió hoy 21 de noviembre de 2023 el cese del “castigo colectivo” de Israel contra la Franja de Gaza, incluidos los desplazamientos forzados y la privación de agua y electricidad, en una reunión virtual extraordinaria del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Deben cesar los castigos colectivos a la población en forme de desplazamientos forzados y la privación de agua, electricidad y combustibles“, exigió el mandatario chino durante esta reunión auspiciada por Sudáfrica, que ejerce este año la presidencia rotatoria del grupo de economías emergentes BRICS.

“China cree que el conflicto debe terminar para evitar la muerte de más personas”, añadió Xi, que también pidió la apertura de corredores de ayuda humanitaria en Gaza.

“La comunidad internacional debe actuar con medidas prácticas para impedir que el conflicto se extienda y ponga en peligro la estabilidad de la región”, aseguró.

Está previsto que en esta reunión extraordinaria participen los líderes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica junto a los de Arabia Saudí, Argentina, Egipto, Etiopía, Irán y Emiratos Árabes Unidos, países cuya adhesión al grupo se aprobó el pasado agosto en la cumbre del bloque celebrada en la urbe sudafricana de Johannesburgo.

Israel declaró la guerra a Hamás el 7 de octubre tras un ataque del grupo islamista que incluyó el lanzamiento de cohetes y la infiltración de unos 3.000 milicianos que masacraron a unas 1.200 personas y secuestraron a más de 240 en aldeas israelíes cercanas a la Franja de Gaza.

Las fuerzas aéreas, navales y terrestres de Israel han contraatacado desde entonces el enclave palestino, donde ya suman más de 13.300 muertos, la mayoría niños y mujeres, así como más de 6.500 desaparecidos que podrían estar bajo los escombros, por lo que la cifra devíctimas mortales podría ser aún más alta.

A esto se suman decenas de miles de heridos, así como más de 1,7 millones de desplazados -más de dos tercios de la población total-, que viven en medio de una grave crisis humanitaria por la escasez de agua, alimentos, electricidad, medicinas y combustible. EFE