Rompiendo mitos al criar a perros con ADN fuerte

A las mascotas se las debe tratar con amor y educarlas. Humanizar a mascotas o no adiestrarlas a tempranas edades son algunos errores que se cometen.

Benjamín Román besa amorosamente a su mascota “Harold”, un perro pitbull.

Benjamín Román tiene cinco años. Lo primero que hace al llegar de su escuela es abrazarle a “Harold”, un perro pitbull terrier americano, raza que es considerada agresiva. Luego le pide la patita y le lanza una pelota para que la traiga de vuelta.

Ambos protagonizan todos los días un tierno encuentro que incluye caricias y juegos. Así se desestiman los malos comentarios hay sobre estos animales.

Mayra Sagbay, madre de Benjamín, explica que nunca ha tenido problemas con su mascota de ocho años, que su esposo Adrián le regaló cuando apenas era un cachorro de dos meses, debido a que fue adiestrado.

“Harold” asistió primero a una escuela de adiestramiento canino, pero en este lugar fue maltratado por lo que se transformó en un perro bravo. Por eso lo llevó con Saúl Granda, quien también adiestra perros. Aquí, bajo una disciplina militar, el animal volvió a ser dócil, pero se quedó con cierto miedo a los paraguas, posiblemente porque le castigaban así.


Mayra considera que también es fundamental el respeto a los animales, por tal razón enseña a su hijo a que no le moleste.
El amor de Mayra por las mascotas es tal que ha implementado en su restaurante “El Fogón de Benja” una zona exclusiva “pet friendly”, donde pasa “Anita Gregoria”, una perrita que fue rescatada.

La “chica de los perros” -como es conocida por propios y extraños- también amparó a “Bigotes”, otro perrito mestizo que lo encontró en las calles, pero se perdió y hasta ahora no ha podido recuperarlo, pese a que tiene una característica singular: no tiene una patita.

Juan Pablo Guamán tiene una Rottweiler de dos años que se llama “Ñusta”. El veterinario menciona que no es difícil criar estos perros dominantes con carácter fuerte; sin embargo, reconoce que desde pequeños se les debe dar las órdenes claras por medio de comandos o palabras, que no pueden ser desautorizadas por otras personas, para no tener inconvenientes en el futuro.

Mayra Sagbay y Benjamín Román disfrutan del cariñoso “Harold”.


Guamán comparte que para educar, controlar y corregir a su perro utilizó una cadena especial que aprieta su cuello cuando le sacaba a pasear. “Es una raza fuerte, por lo que se debe gastar esa energía”.

A la vez recomienda esterilizar para evitar la reproducción descontrolada. De igual manera es importante colocar las vacunas, que son entre tres y cuatro, dependiendo de la edad.

Guamán cuenta que permanentemente atiende perros Pitbull, American Bully, Bull terrier, que llegan en pésimas condiciones y supone que son utilizados para la reproducción o peleas.

Juan Pablo Guamán tiene una Rottweiler de dos años que se llama “Ñusta”.

Colectivos

“Quién es la más preciosa, la más linda, la más guapa”, dice Carmita Ávila, directora de Rescate Animal Cuenca, un colectivo que viene trabajando desde hace diez años y se encuentra próximo a constituirse como una Fundación, a “Bell”, una perrita Rottweiler, raza que también es considerada como agresiva que luego de superar una babesiosis crónica lleva una vida estable a sus ocho años.

La activista señala que se debe tratar con amor a las mascotas y educarlas para evitar malos comportamientos.
Además, puntualiza que “los pitbulls no nacen queriendo morder a toda persona que se ponga enfrente”. Si esto sucede es porque vivió una situación que le forjó este carácter.

La activista señala que este “delicado tema” tiene varias aristas, entre ellos el tráfico y la reproducción indiscriminada de dichos animales. “Lamentablemente no hay un control sobre esta casta, que es extremadamente inteligente y leal, por tal razón el ser humano abusa sobre ellos… Prácticamente tenemos más pitbulls que mestizos”.

Carmita Ávila tiene a su cuidado varios perros, entre ellos un Rottweiler que se llama “Bell”.

Agrega que inclusive que las reproducciones en algunos casos se han visto involucradas con la delincuencia, ya que ha habido enfrentamientos por robo de camadas, además que son utilizados en peleas clandestinas, pues no está normado en la ley.
Ávila cree que es necesario regular la tenencia y la reproducción de los pitbulls, con penas severas.

¿Cómo denunciar?

Marcelo Cordero, coordinador de la Unidad de Gestión Animal (UGA), del Municipio de Cuenca, recuerda que existe una ordenanza que regula la tenencia responsable de mascotas y protege a los animales contra el maltrato. Existe también una normativa superior como el Código Orgánico del Ambiente y Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona delitos como lesiones o muerte de animales y hasta zoofilia.

La ordenanza, en Cuenca, aplica sanciones administrativas, es decir, económicas. Cordero informa que receptan este tipo de denuncias a través de la página web: www.cuenca.gob.ec o en la aplicación Cuenca en línea, ingresando al sistema mi voz.

También puede enviar un correo a uga@cuenca.gob.ec, comunicarse al 4134-900 extensión 1650, ó acercarse a las oficinas de la UGA (parque de La Libertad).

Para poner la denuncia se deben adjuntar evidencias (fotos o videos).

“Es importante deshumanizarlos”

Por las calles de Cuenca es común observar a Christian López, paseando a perros de todas las razas, entre ellos los pitbulls, en total armonía.

El instructor tiene una escuela llamada “El chico de los canes”; él sostiene que las mascotas son el reflejo de sus dueños.

Por ello es importante deshumanizarlos. “El error más común con los perros de raza fuerte es tratarlos como mi bebito, el animal tarde o temprano demostrará su verdadero carácter”, manifiesta.

Ante aquello es importante iniciar un proceso de socialización desde los dos meses, “principalmente con los pitbulls y sus descendientes: American bully o APBT; Rottweiler, Mastin tibetano, Dow argentino, considerados perros potencialmente peligrosos”.

Para evitar esta situación puede ir a una guardería o escuela porque en esos lugares se empiezan a desarrollar conductas sociables para que el perro no sea agresivo, inquieto o nervioso.

También es fundamental entrenar a las mascotas para que el cognitivo emocional y el pensamiento empiece a ser equilibrado, siendo sociable dentro y fuera del hogar. (I)

ALGUNAS CIFRAS

1 pitbull abandonado en las calles de la ciudad reporta Rescate Animal Cuenca cada 15 días.

15 pitbulls recibe mensualmente en promedio la escuela “El chico de los canes”, para que sean adiestrados.

EL DETALLE

Los delitos más comunes en Cuenca son: agresiones de perros a personas, perros amarrados y callejizados, que se quedan afuera de casa.

LA FRASE

“Hago un llamado a tener más conciencia con los animales en general, porque se ve muchos perros encadenados que se terminan convirtiendo en monstruos”. Carmita Ávila, activista

Por. José Mosquera B.
jmosquera@elmercurio.com.ec

Twitter: @jmosquera1982
Fotos: Xavier Caivinagua A.
El Mercurio-Cuenca