El sabor y símbolo de la Rosca de Reyes

Una tradición que toma fuerza cada 6 de enero y es visible en las panaderías de la ciudad.

Felix Sánchez da forma a la maza de harina dulce, para avanzar con el pedido.
Publicidad

Su forma redonda y colorida, llama la atención de toda persona que ingresa a una panadería, pero muy pocas conocen su significado. Las roscas de reyes son elaboradas desde el cuatro al seis de enero de cada año, como parte de la tradición de la iglesia católica.

Es así que, pocas mujeres que compraron su rosca de reyes en un local, indicaron que la rosca es el símbolo del encuentro de los tres reyes magos con Jesús, a quién le entregaron ofrendas como oro, incienso y mirra. Martha Quinquiguano comentó que luego de Navidad, es costumbre comer una rosca dulce, como festejo del nacimiento del niño Jesús.

El sabor de la rosca de reyes, es similar al pan de pascua, pero su forma es redonda con un agujero. El hecho de ser redonda, tiene un significado, es el amor de Jesús que no tiene fin, y los colores y frutas, son las alegrías y milagros que hizo”, explicó Gloria Huerta, de 65 años de edad.

En la panadería “La cesta del pan”, ubicada en la Av. Don Bosco, iniciaron con la elaboración el 4 de enero, con una proyección de venta de 80 roscas de reyes. Todas son del mismo tamaño, de 23 cm y 500 gramos de peso.

Martha Quinquiguano vende la rosca inculcando sobre el significado a sus clientes.

Elaboración

publicidad

Felix Sánchez, maestro panificador, explicó la preparación de esta tradición. “Los ingredientes son los mismos para hacer un pan, va harina, leche, azúcar, levadura, huevos, pasas, frutas confitadas y para el relleno se pone manjar, dulce de piña u otro ingrediente que prefiera el cliente. Luego de reposar la masa por 30 minutos, se da forma de rosca, se coloca las frutas y al horno por 50 minutos”, señaló.

La rosca de reyes tiene un precio promedio de dos a tres dólares, según los productos que lleve. Ramiro Encalada, panificador de hace 30 años, recalcó que por más que pasen los años, las roscas mantienen los mismos productos como base, y que solo en el relleno puede variar. “Algunos prefieren chocolate, manjar, mermeladas, incluso crema, ya es cuestión de gustos, pero lo que sí nunca cambiará, es la forma y la decoración de fiesta”, indicó.

Historia

Mayra Macas, docente en Lengua y Literatura Española, comentó que el encuentro entre los reyes magos y Jesús se denomina epifanía, por lo que se simboliza con la rosca. La epifanía significa manifestación y la iglesia católica lo celebra cada 6 de enero.

La tradición que la viven en casi todos los países del mundo, y existe desde la Edad Media, consiste en colocar la figura del niño Jesús dentro de la rosca, o puede ser un trozo de fruta y otro elemento. Esto simboliza cuando José y María escondieron a Jesús de Herodes. La persona que lo encuentre al comer la rosca, será escogida como su padrino o madrina, quien se encargará de alimentar a los invitados”, acotó la docente. (OEM).