Crédito condiciona obras municipales

Municipio necesita aval del Gobierno para préstamo de USD 48 millones

Obras en la Avenida del Migrante, sector Patamarca, la última obra que se hará con el crédito de la CAF.
Obras en la Avenida del Migrante, sector Patamarca, la última obra que se hará con el crédito de la CAF.
Publicidad

Como va a haber obras si nos dejaron endeudados y el Gobierno no nos está cumpliendo”. Esas fueron las declaraciones de Patricio Abad, director financiero del Municipio de Cuenca sobre las presiones económicas que tiene la Alcaldía para este año. En el presupuesto 2020 están incluidos proyectos por 34 millones de dólares de un crédito que está en pausa. 

El Municipio adelantó gestiones en el 2019 con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para la entrega de un crédito de 48 millones de dólares de los que 34 millones están ya destinados a obras en este mismo año. Para firmar el crédito se requiere un aval soberano del Ministerio de Finanzas, trámite del que aún no hay respuesta.

Xavier Martínez, gobernador del Azuay, comunicó que ha requerido información sobre el tema al Ministerio de Finanzas y se encuentra a la espera de una respuesta para pronunciarse al respecto. El alcalde Pedro Palacios señaló que: “hemos entregado la documentación para que nos firmen el aval soberano para los barrios y confiamos que se pueda dar”.

Pero su positivismo no es compartido por todos dentro del Municipio.
Su director financiero sostiene: “no queremos que lo tomen a mal pero de una u otra forma nos están trabando (…) sentimos un boicot a nuestra gestión”, comentó.

Fondos
Los 34 millones de dólares presupuestados para este año a través del crédito generarán empleo directo para unos 200 contratistas locales que a su vez contratan mano de obra, hacen compras de material, comida para sus obreros, ropa de trabajo entre otros gastos, indicó Abad, quien afirma que el dinero destinado a las obras mueva un segmento de la economía local.

publicidad

Juan Pablo Carpio, director de la Unidad Ejecutora de Proyecto, detalló que, con dicho crédito, está previsto iniciar este año la construcción del mercado mayorista, el mercado del barrio Mutualista Azuay, el mejoramiento de la avenida De Las Américas, obras en el aeropuerto Mariscal La Mar, nuevos parques y pavimentación de vías en barrios.

El concejal Alfredo Aguilar advirtió, previo a la aprobación del presupuesto para el 2020, que se requería contar con el aval del Ministerio de Finanzas para el crédito antes de incluirlo en la planificación de obras de la proforma financiera del Municipio para este año.

El alcalde Palacios señala que, en caso de que el aval se retrase hay un “plan B” que consiste en solicitar un crédito provisional a la banca pública o privada para el inicio de obras, que luego sea pagado con el préstamo de la CAF, una acción que, según el alcalde, cuenta con el apoyo del organismo internacional.

A más de la falta de una respuesta para contar con el aval soberano del Gobierno Nacional, el Municipio espera en este año el pago de unos 16 millones de dólares por devolución del IVA que se adeuda desde el 2017.

Patricio Abad, director financiero del Municipio, acotó que está pendiente la transferencia mensual de diciembre por parte del Gobierno por más de cinco millones de dólares y que se inició sin previo aviso el descuento de las cuotas semestrales de la deuda del tranvía por 2.635.000 dólares hasta llegar a los 51 millones de dólares.

Estos inconvenientes en el presupuesto han hecho que el Municipio cubra gastos con el dinero recibido por el pago de predios urbanos, lo que retrasa pagos a proveedores, empleados y nuevas obras. (JMM)-(I)