Ciberdiplomacia

Martín López Martínez

Publicidad

La diplomacia no es ajena a los cambios tecnológicos derivados de la globalización. Se adapta a los nuevos tiempos mediante canales de comunicación distintos a los tradicionales para informar y comunicar. Se dice que la ciberdiplomacia acerca al público a las actividades de la política exterior de sus gobiernos y aumenta el conocimiento del país y de su cultura en otras fronteras. Según afirman algunos autores, este proceso acrecienta la audiencia, la instantaneidad de la información y evidencia una nueva manera en que la diplomacia interactúa en los espacios virtuales.
Al respecto, es interesante conocer que, para el Ministerio de Asuntos Exteriores francés, la diplomacia digital constituye una prioridad, pues cubre los retos internacionales del sistema digital, la diplomacia de influencia, la gestión de la información y de los conocimientos, así como cuestiones de servicio público. Esta prioridad le llevó a nombrar un embajador para el sector digital para tratar temas como las negociaciones internacionales sobre seguridad digital, la gobernanza de internet y de las redes, o la libertad de expresión en internet. (O)

publicidad