El desarrollo social

Hugo Darquea López

Publicidad

En un anterior artículo comenté sobre la vida social, puntualizando una realidad: Nada es casual todo es causal, la historia se encuentra formada por hechos que dan contenido a las realidades que fluyen de manera permanente, siempre generando otros acontecimientos en un proceso continuo y múltiple de formas de convivencia, así las costumbres y tradiciones, nos ofrecen la perspectiva decisoria de definir estructuras y sistemas, con las normas de convivencia hasta la ley y las instituciones fundamentales como la familia, la propiedad y el trabajo, que se fundamentan en principios y valores hasta el punto de dar contenido al Estado de Derecho.
En esta perspectiva, encontramos la capacidad del ser humano para crear su propio mundo de convivencia, hoy, con frecuencia encontramos distintos procesos que marcan los tiempos, como la creatividad científica, que ofrece elementos de desarrollo que cambian las relaciones sociales en general y las de producción en especial, dinamizando los distintos momentos de la actividad económica o, en el desarrollo de la medicina, campo trascendental en el que se han operado avances positivos, como la aplicación del láser en operaciones de alto riesgo y la garantía de mayor eficacia en la superación de las dolencias humanas. Enfermedades de grave impacto son tratadas con prontitud y calidad científica.
Debemos reflexionar con el rigor necesario en los avances de la educación en los diferentes niveles de la escolaridad. Desde la escuela hasta la universidad, el papel del profesor es clave, la necesidad del intercambio del alumno y del maestro conjuga una necesaria relación de comunicación, la experiencia nos demuestra que en el proceso de enseñanza y aprendizaje, se debe estimular más creatividad y razonamiento crítico, y todos siempre aprendiendo, porque el proceso del conocimiento sigue indetenible dentro del aporte de la Ciencia para el desarrollo permanente de la sociedad. (O)

publicidad