José David Prado viene de una familia de judocas

José David Prado, deportista que viene de una familia de judocas. Cortesía
Publicidad

“Lo que se hereda no se hurta”, es la frase que se puede aplicar a José David Prado, deportista que viene de una familia de judocas.

El estudiante de la Unidad Educativa De La Salle fue elegido como el Mejor Prospecto de Judo, por parte de la Federación Deportiva del Azuay (FDA). “Estoy muy alegre. Este reconocimiento me obliga a seguir mejorando cada día”, expresó.

Dicho logro es trascendental dentro de su núcleo familiar, considerando que sus padres Óscar Prado y Jenny Llivisaca, así como su tío Martín Prado (entrenador de José David), también practican este arte marcial. “Todos los días conversamos de judo, inclusive aprovechamos estos momentos de aislamiento social para entrenar juntos”, expresa.

“Con mi papá mantenemos una buena relación dentro y fuera de los tatamis. Me aconseja en la parte técnica y hasta nutricional … me cuida en la alimentación para mantener mi peso ideal; no como mucho pan ni tampoco arroz”, agrega.

El judoca -que empezó a entrenar a los tres años (actualmente tiene 11)- confiesa que su mayor sueño es llegar a Juegos Olímpicos. “Es algo difícil, pero uno debe plantearse objetivos ambiciosos”.

publicidad

Amor de padres

Oscar Prado se encuentra feliz por la nominación de su hijo. “Estamos contentos, la responsabilidad de seguir guiando sus pasos ahora es mayor…Él inició muy temprano en judo porque lo llevábamos con nosotros a los entrenamientos, realmente no tenía mucho de dónde escoger”, sostiene entre risas.

El entrenador azuayo agregó que Mateo, su hijo mayor que tiene 21 años de edad, practica judo como todos los miembros de la familia. “Nos gusta mucho el deporte, amamos lo que hacemos”, concluyó. (JMB) (D)

EL DATO

5to

Lugar es la posición que consiguió José David Prado en el Campeonato Panamericano de México.