Instituto ecuatoriano alerta de «perturbaciones» pero no habla de tsunami

El Instituto Oceanográfico de la Armada del Ecuador (Inocar), encargado del seguimiento de las mareas, alertó este jueves de «perturbaciones de ondas» en el litoral del país, pero no de tsunamis, a raíz de un terremoto en Nueva Zelanda.

«Luego del análisis y evaluación a través del Centro de Monitoreo Oceánico se comunica que este evento generará perturbaciones de ondas en el litoral ecuatoriano con una altura de ola de entre 30 y 40 centímetros», dice el parte del Inocar.

Y fija en las 3.00 hora local (8.00 GMT) la llegada de esas «perturbaciones de ondas».

En ninguno de sus partes de las últimas horas el Instituto habla de tsunamis ni emite ninguna alerta en tal sentido, como sí han hecho en otros países, como Chile y Guatemala y en menor medida El Salvador.

El terremoto de magnitud 8,1 sacudió la madrugada del viernes las aguas al noreste de Nueva Zelanda, lo que produjo una alerta de tsunami inicial por ese país que luego fue retirada, sin que se hayan registrado de momento daños materiales o víctimas.

publicidad

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que vigila la actividad sísmica en todo el mundo, situó el hipocentro del seísmo a 20 kilómetros de profundidad bajo el lecho marino.

El temblor se localizó a 178 kilómetros al noreste de Gisborn y 228 al este de Whakatane, ambas ciudades en la Isla Norte del país. EFE