Los migrantes del Austro encuentran nuevas rutas para llegar a EE.UU.

Imagen referencial de migrantes en el mar. Archivo El Mercurio

La migración irregular desde Ecuador a Estados Unidos (EE.UU.) se ha intensificado y por rutas que no son las habituales, pero que representan igual o mayor riesgo. Y de esto se aprovechan los traficantes de personas.

Estos ofrecen a los migrantes ir en vuelos directos desde Ecuador o Perú a Cuba y a Las Bahamas, y desde allí viajar en crucero o lancha hasta La Florida. Cobran entre 25.000 y 30.000 dólares.

Otra de las opciones que ofertan es volar a países como Panamá, Cuba y República Dominicana y llegar a Las Bahamas, para de ahí continuar la travesía vía marítima hasta EE.UU. Por esto piden unos 35.000 dólares.

Angélica Rubio, quien es asesora para viajes de turismo, explicó que a una persona que viaja desde Ecuador a Las Bahamas por cuenta propia le puede costar de 1.000 a 1.200 dólares. Cuando hay promociones incluso menos.

“Usted compra un tour por El Caribe, que le pueden incluir vuelos directos o también con escalas y llega a Las Bahamas. Allí se puede pasear en crucero y hacer turismo pagando un monto extra…”, mencionó.

publicidad

“De lo que se sabe en Las Bahamas actúan estos “coyoteros” y se ofrecen a llevar a las personas hasta La Florida… Hablan de tarifas de 10.000 y algunos incluso más, pero ya depende de cada pasador…”, indicó.

William Murillo, representante de la organización 1800Migrante y extitular de la Secretaría Nacional del Migrante (Senami), confirmó que estas rutas de migración, por ejemplo, por El Caribe, no son nuevas.

“La ruta de Las Bahamas no es nueva, ya lleva algunos años, funciona porque la gente sigue saliendo, pero el aumento principal es por México, pues se llega en vuelo directo porque ya no se necesita visa…”, contó.

De acuerdo con Murillo, quien actualmente está en EE.UU., es una propuesta a largo plazo la reforma migratoria que ofreció Joe Biden, presidente de EE.UU.

“La propuesta de ley que presentaron para la reforma todavía no tiene el apoyo del Congreso, del Senado, por lo que va a ser un camino cuesta arriba…”, manifestó.

Por otro lado, Murillo indicó que en marzo de este año se reportó la desaparición de varios migrantes oriundos de la provincia de Cañar, que pretendían llegar a EE.UU., precisamente por El Caribe.

“Estamos trabajando en ese caso y la verdad es que es terrible, porque no se conoce nada, están totalmente desaparecidos, la familia está desesperada…”, precisó.

Apoyo

Marco Yumbla, activista por los derechos de los migrantes y miembro del grupo Somos Ecuador, que apoya a familias de compatriotas perdidos, indicó que los extraviados son de Zhizhuiquín y Llimpy, de Azogues.

“De lo que nos han dicho los familiares son cinco y salieron desde Guayaquil hasta Panamá y desde allí por el mar hasta Las Bahamas. Eso fue los primeros días de marzo…”, mencionó.

“Las autoridades ecuatorianas han averiguado con sus consulados en los países de El Caribe, pero no han tenido noticias… Podrían estar en alguna isla o lamentablemente pudieron haber naufragado…”, dijo.

Los allegados de los desaparecidos reportaron este hecho a la Coordinadora Zonal 6 del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, que inició las averiguaciones.

Según datos del Viceministerio de Movilidad Humana, solo en 2019 unos 31.000 ecuatorianos que informaron que van de turismo, compras o visitas a México no regresaron. Se cree que cruzaron la frontera a EE.UU.

Solo en el último trimestre de 2018 unos 7.000 ecuatorianos se desplazaron a México y se quedaron. En 2020 el número se redujo casi en un 60 % por la pandemia del COVID-19.

Testimonio

Jorge Alvarado indicó que a mediados de 2020 presentó una denuncia en la Fiscalía de la provincia de Cañar, porque su hermana Lucía, de 30 años, fue abandonada por un “coyotero” en Guatemala.

“Otra hermana mía en diciembre del 2018 se fue asimismo por un crucero y llegó a Miami en menos de diez días. El viaje le salió casi por 19.000 dólares y pagó el esposo llegando allá…”, relató.

Y agregó: “nosotros nos confiamos y por eso mi hermana también se fue así mismo, pero a ella el coyote le engañó y nos robó casi 5.000 dólares… Ahora quiere intentar de nuevo…”, dijo. (I)