El corredor vial Cumbe-Cuenca-Azogues-Biblián, adjudicado a Hidalgo e Hidalgo

Vista del intercambiador que se construirá en Cumbe. Cortesía

La queja de familias que viven en Tarqui y la adjudicación del contrato para la construcción del corredor vial Cumbe-Cuenca-Azogues-Biblián volvió a poner en discusión asuntos de la obra con la cual se pretende mejorar el acceso sur de la ciudad.

La atención mediática empezó hace unos días cuando se supo que la empresa Hidalgo e Hidalgo recibió el pasado 16 de marzo la adjudicación del contrato para construir la nueva vía que conectará la parroquia Cumbe con la autopista Cuenca-Azogues-Biblián.

Desde el asambleísta electo Fernando Villavicencio hasta un grupo de personas lideradas por Sebastián Cevallos, subdirector nacional de Unión Popular, rechazaron la decisión tomada por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

“Estamos trabajando en una carta para entregarla al presidente Moreno y al presidente electo, al alcalde y al Gobierno Provincial, para que no se entregue la concesión mientras no haya una correcta socialización”, dijo Cevallos a El Mercurio.

A la negativa de la construcción de la vía se sumaron las familias que tienen predios en Tarqui, Zhucay y Baños.

publicidad

La mañana del pasado martes, representantes de esas familias, quienes conformaron el frente de “Defensa Ciudadana Acceso Control Sur Cuenca” se reunieron en las afueras de la Gobernación del Azuay para solicitar pagos justos por los terrenos, que deberán ser indemnizados, para la construcción de la vía.

Según el frente, en promedio se quiere pagar 4,50 dólares por metro. Ese valor, para las familias, no refleja el costo real.


Respuesta de la subsecretaría

La subsecretaría de Obras Públicas de la Zona 6, a través de su subsecretario, David Jaramillo, dijo que por la adjudicación responde el Ministerio de Transporte y Obras Públicas mediante la Secretaría de Concesiones y la comisión técnica de calificación de las propuestas. No obstante, confirmó que Hidalgo e Hidalgo recibió la adjudicación.

“La fase que maneja la subsecretaría zonal es únicamente en la revisión de los estudios y toda la documentación que se necesita para la ejecución del proyecto en la parte técnica”, explicó el subsecretario.

Acerca de las indemnizaciones, Jaramillo refirió que dentro del presupuesto de construcción del corredor vial está un rubro que oscila entre los 25 y 27 millones de dólares. Ese monto fue definido en la fase de estudio, con base en la información que entregó Avalúos y Catastros del Municipio de Cuenca.

“Nosotros como MTOP debemos velar que las negociaciones que se vayan a realizar con los afectados sean siempre con la base del avalúo por arriba; no vamos a permitir que se realicen de la base del avalúo del terreno hacia abajo”, agregó Jaramillo.

Suscripción del contrato

Si bien se ha adjudicado la construcción a Hidalgo e Hidalgo, el contrato todavía no se firmará mientras el Ministerio de Finanzas no emita el dictamen de sostenibilidad y riesgo fiscal.

David Jaramillo dijo que la suscripción del contrato es facultad de la transición política que se está dando en el país. “Que sea esta transición la que defina firmar ahora, en caso de tener la documentación habilitante, o se puede firmar con el Gobierno entrante bajo todo el análisis”, explicó Jaramillo.

Una vez que se suscriba el contrato, se volverá a socializar el proyecto, principalmente con las personas cuyos predios serán afectados para la construcción de la vía.

Sobre el proyecto

La construcción del corredor vial Cumbe-Cuenca-Azogues-Biblián tomaría cinco años a través de un modelo de concesión que durará 30 años.

El corredor estará compuesto por la construcción de una nueva vía que empieza en la avenida La Ópera y seguirá las márgenes del río Tarqui, además se ampliará a cuatro carriles una parte de la vía Cuenca-Cumbe. También se construirán siete intercambiadores, de los cuales cuatro estarán en la autopista de Cuenca y tres en Cañar.

El presupuesto referencial de la obra es de 507,65 millones de dólares, de los cuales, 241,92 es para la construcción y 265,73 para el mantenimiento. Esa inversión deberá cubrir el contratista, quien podrá construir dos estaciones de peajes. (I)