Planifican una ciclovía sobre la antigua ruta del tren Cuenca-Cañar

La cicloruta, que irá por los rieles del antiguo ferrocarril, tendrá una longitud de 38,51 kilómetros (km). Cortesía

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) zonal 6 entregó los estudios para la construcción del proyecto Cicloruta Cuenca Azogues Biblián y Sendas Peatonales, sobre la Antigua Línea Férrea. Ahora, el Gobierno Provincial del Azuay gestionará los recursos para concretar esta obra, cuyo objetivo es recuperar el corredor que conectaba Gapal (Cuenca) con Biblián (Cañar), por donde circulaba el ferrocarril.

Este medio de transporte, que funcionaba con vapor, llegó a Cuenca por primera vez en 1965 y provocó gran expectativa en la población, recordó Lino Merchán, habitante del sector de Gapal.

“Era algo inimaginable, sonaba bastante cuando pasaba, todos salíamos a ver, era todo un espectáculo. En poco tiempo todo eso se terminó y las rieles quedaron abandonadas u oxidándose hasta convertirse en fierros viejos…”, relató.

Y acotó que, “hace como cuatro años nos citaron a una reunión a los vecinos de aquí y de Monay para decirnos que iban a construir una ciclovía por la ruta del ferrocarril y la mayoría firmamos y apoyamos… Esperemos que nos cumplan…”.

En Gapal, donde estaba la estación Miguel Angel Estrella, quedó únicamente la casa de máquinas, un taller de mantenimiento, autoferros, algunos pedazos de rieles y unos pocos elementos que servían para cargar combustible y agua.

publicidad

Objetivo

El objetivo actual es rehabilitar este callejón para que sea usado, principalmente, por ciclistas, pero también para que esté a disposición de quienes deseen hacer caminatas. De acuerdo con la planificación del MTOP se prevé que tenga ocho estaciones, que estarán en Gapal, Ucubamba, Capulispamba, puente El Descanso, Rumihurco. Azogues (avenida Che Guevara), Túnel Molino Huayco y Biblián.

El MTOP, según David Jaramillo, subsecretario de la zonal 6, invirtió en los estudios 390.000 dólares y fueron hechos por la consultora CAV, que concluyó que el ancho recomendado de la senda, que es bidireccional, debe ser de 2,5 metros (m) y el óptimo de 3.

Esta cicloruta tendrá una longitud total de 38,51 km, de los cuales 18,6, que equivale al 48,30 %, se localizan en Cuenca; 1,6, es decir 4,15 %, en Paute; 12,9 (33,50 %) en Azogues y finalmente 5,41 (14,05 %) en Biblián.

Las velocidades de operación están entre 20 y 25 kilómetros por hora (km/h); sin embargo, se puede considerar que lleguen hasta los 40 km/h. El trazado inicia en 2.501 metros sobre el nivel del mar (msnm) y finaliza en 2.638 msnm.

El proyecto prevé la necesidad de construir tres nuevos puentes: uno, elevado, para cruzar la avenida 24 de mayo, a la altura del hospital “José Carrasco Arteaga”, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Un segundo puente debe ir sobre el río Cuenca de la margen izquierda a la derecha, frente a la fábrica Rialto, y un tercero sobre el río Burgay, para cruzar con la cicloruta de la margen izquierda a la derecha, luego de pasar Azogues.

Igualmente, esta obra contempla la rehabilitación de tres puentes existentes: el metálico, que está sobre el río Cuenca; el de arco de piedra, que está antes del cruce con el río Déleg; y uno sobre el río Burgay antes de Túnel de Chacapamba.

Finalmente, se aprovecharán tres túneles que hay actualmente, con una longitud total de 155 m, para el paso de la cicloruta, que, asimismo, tiene como finalidad motivar a la población a hacer actividades deportivas.

Criterio

Para Romeo Sarmiento, ingeniero civil e investigador en alternativas de movilidad, en la implementación de esta ruta se deben evitar pendientes excesivas, dado que eso no es un incentivo para la utilización de la bicicleta.

“Según lo que he revisado este corredor está planificado para ser preferentemente para los ciclistas, pero no hay que olvidar que los peatones también tienen derecho a ocupar estos espacios…”, dijo.

Por eso sugirió, en base a su experiencia, que haya una señalización adecuada con el fin de que si bien los transeúntes puedan caminar sepan que deben tener precaución ante la presencia de los ciclistas.

“Este proyecto también debe ser aprovechado para el turismo, pues muchas personas van a querer recorrer y ver por donde pasó el ferrocarril antes… Sería como conservar la historia…”, precisó.

Y justamente esto pide Angel Rubio, promotor turístico en el Austro y Oriente del país, para quien este corredor puede ser incluido en los paquetes turísticos que ofrecen por temporadas.

“Sería un importante impulso para el turismo de esta región, y lo ideal es que se cumpla en el menor tiempo posible, para cuando la gente ya pueda salir, se pueda aprovechar esto y se comience con la promoción…”, puntualizó.

Acotó que, “sería un proyecto ambicioso pensar en que a lo largo de esta ruta se pueden abrir negocios de productos artesanales, alimentos y recuerdos de lo que fue el ferrocarril…”, reflexionó.

Plan de recuperación integral

Carlos Luzuriaga, exdirigente barrial de Monay, recordó que el ferrocarril dejó de funcionar hace casi 28 años, y de allí ha habido una serie de ofrecimientos de autoridades locales para recuperar lo que quedó de este medio de transporte.

Informó que en febrero de 2020 el Municipio de Cuenca oficializó un acuerdo para la recuperación y renovación del espacio público en el que funcionó la estación del ferrocarril Miguel Ángel Estrella, en el sector de Gapal.

Para esto, la Coordinación de Empresas Públicas del Ecuador y la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador suscribieron un convenio de comodato con la municipalidad para la entrega inicial por diez años del predio.

El Ayuntamiento prevé una inversión de cerca de un millón de dólares para la intervención de recuperación integral, que fue diseñada por la fundación El Barranco.

El plan contempla la dotación de equipamientos que incentivan las actividades culturales, de esparcimiento y recreación en un espacio de aproximadamente 18.500 metros cuadrados (m²).

Allí se implementará el Museo del Ferrocarril, una biblioteca (ludoteca), una zona infantil, plaza lúdica, explanada para eventos y exposiciones al aire libre, canchas deportivas y un recorrido con vagones pequeños.

En la parte norte se creará un vínculo con el proyecto Jardín Botánico de Cuenca a través de una plataforma, con una barrera vegetal que separe la nueva obra del tráfico de la avenida 24 de Mayo.

En la parte sur se construirá un acceso adicional para dar la posibilidad de una conexión más directa a los alumnos de la Escuela Fe y Alegría, además se regenerará la vereda que une el límite oeste del predio con la avenida 24 de Mayo. (I)