- Publicidad -
Inicio Actualidad Sucesos Atascos, apuros, irrespeto a señales y accidentes de tránsito

Atascos, apuros, irrespeto a señales y accidentes de tránsito

La conducción debe ser planificada de tal forma que usted sepa que no va a exceder la velocidad.

En pleno toque de queda, choque en la intersección de las calles Bolívar y Tarqui. Percance involucró a un vehículo particular y un automotor militar.

El último fin de semana dejó como evidencia el marcado irrespeto a las normas de tránsito, especialmente en la desobediencia a la luz roja del semáforo, al disco Pare y señales de prohibido girar en U. Hubo varios choques y heridos.

Desde la tarde del pasado viernes, las calles de la ciudad se volvieron caóticas: congestión vehicular, apuros y demoras. Desde las calles más pequeñas hasta la denominada autopista presentaban hileras de vehículos. Como consecuencia sucedieron accidentes simultáneos durante el toque de queda debido a la emergencia sanitaria por COVID-19.

Wilson Pavón, comandante de la Zona 6 de la Policía Nacional y conocedor de temas de movilidad, señala que la ciudadanía debe planificar un poco más sus actividades para evitar los apuros de última hora.
“Tenemos que planificar desde la hora de iniciar las actividades laborales hasta la hora de concluirlas. Es preferible que empecemos más temprano la jornada para contar con el tiempo necesario”, explica.

Todo en cuanto a los accidentes de tránsito es sistémico. Planificar significa que usted sepa a la velocidad que se va a desplazar, es decir, estar preparado para eventualidades. Si sale tarde, lo más probable es que su mayor aliado y quizá el más peligroso sea el acelerador y el pito.
Tanto los conductores como transeúntes deben tener cuidado. En Cuenca hay vías que no están planificadas para el peatón sino solo para el vehículo, por ejemplo en algunas zonas no hay aceras. Mientras que en otras zonas ya se cuenta con vías que están pensadas para los usuarios más vulnerables: niños, adultos mayores, personas con discapacidad, transeúntes y ciclistas. Y es que, el mundo actualmente apunta hacia el uso de la bicicleta y de vehículos eléctricos.

De esta forma, todos los usuarios de las vías necesitan contar con conocimientos para sus desplazamientos y aplicarlos, esto implica respetar las normativas así ni haya un uniformado vigilando.
Son necesarias las escuelas de conducción y las exigencias para contar con la licencia de conducir. El ciudadano necesita educación vial.
Refiere: “Tu te manejas como te conduces por la vida”, si usted es una persona respetuosa en lo cotidiano, va a ser también respetuosa en el tránsito. Si usted tiene un compañero que es un abusivo o desconsiderado, no espere que sea un modelo a seguir en la conducción. Por ejemplo, hay conductores son muy impacientes y a la menor demora comienzan a pitar.
Recuerde, la seguridad vial es parte de la seguridad ciudadana.

Con la pandemia, las dinámicas de las ciudades cambiaron. Se incrementó el uso de la motocicleta. Queda una incógnita. ¿Todas las personas que usan motocicletas pasaron por una escuela de conducción?. -(I)

Dato

Conducir de forma empírica una motocicleta cobra factura. Es necesario el conocimiento de las normativas de conducción y aplicarlos.

Salir de la versión móvil