Pucará requiere obras viales y de salubridad

La Municipalidad de Pucará aspira que se cristalice el asfaltado de los primeros 12 kilómetros (km) de la vía Tendales-San Rafael-Pucará. Cortesía
Publicidad

El cantón cumplió ayer 33 años de emancipación política.

El asfaltado de la carretera Tendales-San Rafael-Pucará, así como la construcción de un nuevo centro de salud, y completar proyectos de agua potable y alcantarillado, son parte de las necesidades del cantón Pucará que ayer conmemoró 33 años de emancipación política.

Las autoridades municipales efectuaron, por segundo año consecutivo, unas pocas actividades y con los aforos controlados que fueron transmitidos por las redes sociales institucionales debido a la pandemia de la COVID-19. Las actividades de ayer, por ejemplo, se limitaron a un minuto cívico en la Plaza Central y la sesión solemne, en el Complejo Deportivo “Zhalo”.

Las autoridades locales y provinciales participaron ayer de la sesión solemne. Cortesía

El alcalde Luis Yánez aprovechó del aniversario cantonal para informar sobre las necesidades del cantón azuayo en medio de una emergencia sanitaria que también generó recortes en el presupuesto municipal de parte del Gobierno Central.

La autoridad aspira que en lo que resta del año y principios del 2022 se cristalice el asfaltado de los primeros 12 kilómetros (km) de la vía Tendales-San Rafael-Pucará de 37 km, considerando que la prefecta del Azuay, Cecilia Méndez, se comprometió en ejecutar la obra.

publicidad

Asimismo, existe un convenio con la Universidad del Azuay para que realice los estudios necesarios para en un futuro asfaltar los 25 km restantes de dicha carretera que se tendrá que ejecutar por etapas debido a la gran inversión requerida.

Un nuevo centro de salud es otra de las necesidades del cantón, pues, las instalaciones del actual centro asistenciario son demasiado antiguas y no abastecen las necesidades de los cerca de 14 mil habitantes de Pucará.

Yánez recordó que este centro médico funciona desde hace más de unas tres décadas y sus limitaciones hacen que muchos tengan que viajar a los cantones Santa Isabel y Cuenca para recibir atención. 

El Municipio cuenta con unos estudios para un centro de salud tipo “A2” que se presentaron al Ministerio de Salud Pública (MSP) incluso a la Embajada de Francia y empresas públicas y privadas en busca del financiamiento de cerca de 600 mil dólares para su construcción.

La administración municipal tiene el anhelo de iniciar la construcción de la obra “gris” a fines de agosto, pues requerirá de unos 400 mil dólares más para el equipamiento. 

En lo que respecta a agua potable y alcantarillado se aspira llegar a más comunidades del cantón. El alcalde puntualizó sobre la necesidad de conseguir recursos para ejecutar unos seis proyectos de agua potable, cuyos “estudios están en las oficinas del Municipio, para lo que requerimos de unos 700 mil dólares”.

Si se ejecutan estos seis proyectos la cobertura de agua potable pasará del 80 al 90 %, considerando que Pucará tiene 64 comunidades, algunas de estas muy distantes de la cabecera cantonal. (BPR)-(I)

Obras y proyectos

La Municipalidad tiene previsto iniciar con los trabajos de alcantarillado para la comunidad Manzano; así como terminar con el alcantarillado de Vivar Bajo, donde hace falta la planta de tratamiento.

También están en marcha los proyectos de alcantarillado en los sectores Sarayunga, Chilcaplaya y La Cascada que tienen un 50 % de avance. Estos proyectos, que se ejecutan con financiamiento de la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC-EP) por estar en la zona de influencia de la central hidroeléctrica Minas-San Francisco, estarán listos para los primeros meses de 2022.

La construcción del parque de la comunidad Gramalote está prácticamente terminada; de la misma manera la implementación de la planta de procesamiento de lácteos (quesos) para la Asociación “9 de Marzo”, en la comunidad Pelincay, que se ejecuta en convenio con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG); entre otros proyectos. (I)

DETALLE

El alcalde Luis Yánez asegura que el Gobierno adeuda al Municipio unos 800 mil dólares por recortes presupuestarios en la pandemia; sin embargo, el Ministerio de Finanzas no reconocería esta deuda. Asimismo, se adeuda unos 400 mil dólares por concepto del IVA.