Ecuatorianos piden auxilio en México

El Gobierno Nacional no se ha pronunciado sobre la detención de ecuatorianos en aeropuetos mexicanos.
Publicidad

“Hay hombres, mujeres, niños, durmiendo sobre el piso mojado, sin comer, lloran, solo les dan un pan y un vaso de agua para todo el día… Algunos ya están enfermos y están incomunicados…”.

“Están como 600 ecuatorianos en una especie de calabozos, que están dentro del aeropuerto de Cancún (en México) … Están viviendo una pesadilla y nadie hace ni dice nada…”.

Esto cuenta Luis M., cuyo nombre queda en reserva por pedido expreso. A él, oriundo de Cuenca, le tocó vivir este drama. El lunes de esta semana llegó a México y este jueves regresó a Ecuador como deportado.

Relata que viajó a México para hacer turismo y destinó casi 6.000 dólares para este viaje. A pesar de que mostró evidencias a las autoridades mexicanas no le creyeron que era turista y lo encerraron para deportarlo.

Insiste en que su intención era disfrutar de unas vacaciones y conocer algunas playas mexicanas. A otros 120 compatriotas que viajaron en el mismo avión desde Quito a México les ocurrió algo similar.

publicidad

Turista

“A pesar de que tenía reservaciones para un mes de vacaciones dijeron que no podemos ingresar por ser ecuatorianos… Nos cogen con la policía como si fuéramos delincuentes y nos mandan a un cuarto obscuro…”, afirma.

Por ventaja Luis M., logró comunicarse con su agencia de viajes y pudo salir y ser devuelto a Ecuador. Otros se quedaron encerrados y en condiciones precarias, a la espera de ser deportados.

Lo que a este compatriota le indignó es que trató de obtener ayuda de la Embajada de Ecuador en México y de los consulados, pero finalmente nadie lo asistió.

“Están viviendo cada día solo con un vaso de agua y un pan, que les botan por una ventana. Hay mujeres embarazadas… Es necesario que el Estado haga algo de urgencia…”, menciona.

A Luis M., le devolvieron su pasaporte y su celular recién cuando llegó a Ecuador. Denuncia que hay discriminación y pide la intervención urgente de las autoridades para liberar a quienes siguen detenidos.

Monterrey

El testimonio de él es similar al de Juan L., de Gualaceo, de la provincia de Azuay, quien vivió esta misma odisea en México, pero en el aeropuerto de Monterrey. También retornó a Ecuador deportado el miércoles último.

Estuvo encerrado 11 días en un cuarto mojado y sin ventilación junto a unos 300 ecuatorianos más, entre estos unos 100 niños y una decena de mujeres embarazadas.

“Yo acepto que quería ir a Estados Unidos (EE.UU.) porque aquí ya no se puede vivir, pero lo que viví en México no le deseo a nadie. Una noche vi como un señor vomitaba sangre porque tenía gastritis…” cuenta.

“Un policía nos gritaba: ecuatorianos ya no vengan, ustedes vienen a dañar las cosas… Nos llamaba chivos y nos decía que no quieren más chivos en México porque llegamos a dañar todo…”, relata.

Hermanos

Lucía Samaniego, del cantón Sígsig, tiene una historia muy parecida a la Luis M., y Juan L., pues sus dos hijos, de 19 y 23 años, llevan retenidos unos nueve días en un aeropuerto en México Distrito Federal (DF).

“Estamos desesperados sin saber lo que les pasa… Un día me llamó mi hijo y me dijo que en el aeropuerto unos policías les dijeron que no eran turistas y que quedaban detenidos…”, comenta.

“Les llamamos a los celulares y no contestan, y me llegó un mensaje el martes de un número internacional que dice que vayan a verles a Quito la otra semana que van a llegar deportados…”, dice.

Ella está muy preocupada porque uno de sus hijos tiene epilepsia. Dice desconocer si la intención de ellos era pasar la frontera a EE.UU en busca de mejores oportunidades, pues en Sígsig no tienen un trabajo estable.

Hasta la tarde de ayer el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana (MREMH) no se había pronunciado oficialmente sobre estos casos. Tampoco lo ha hecho el Gobierno Nacional.

DETALLES

De acuerdo con datos del Ministerio de Gobierno del Ecuador, de cada 10 ecuatorianos que van a México siete son detenidos en la frontera con EE.UU.

Desde este 4 de septiembre todos los ecuatorianos que deseen ingresar a México tienen que presentar una visa. Pero esto tampoco les garantiza la entrada.

Quienes tengan visa a EE.UU., Canadá o a los paìses de la Unión Europea pueden ingresar a México sin necesidad de una visa. Esto es una excepción.

88.696

ciudadanos de Ecuador viajaron a México entre enero y julio de 2021 y solo 34.331 regresaron.

71.945

compatriotas fueron deportados desde EE.UU entre octubre de 2020 y julio de 2021.