¡La división en PACHAKUTIK!

Análisis político Marco Salamea Córdova

Publicidad

Una característica del comportamiento de actores políticos, en Ecuador y en otras partes del mundo, es el oportunismo y la traición a los principios ideológicos que en su momento se defendían. Si bien ese comportamiento se ha dado en distintos tiempos y con actores de distintos partidos políticos, en la coyuntura política actual de Ecuador el caso más representativo se da con miembros de PACHAKUTIK.

A pesar de haber obtenido 27 asambleístas en las elecciones de febrero, ya desde inicios del actual periodo parlamentario sufrió la deserción de dos asambleístas. Y si bien los 25 se han mantenido formalmente en PACHACUTIK, sin embargo su conducta ha estado llena de vericuetos; pues mientras una minoría ha votado en coherencia con los principios ideológicos de izquierda de dicha organización, la mayoría ha votado alejándose de esos principios, Mientras en el primer caso se ha tratado de mantener una cercanía con su organización social matriz, la CONAIE y otras organizaciones populares; en el segundo caso se ha buscado más bien un acercamiento con un Gobierno ideológicamente opuesto: el Gobierno de Lasso

En este segundo grupo, donde estaría la propia presidenta de la Asamblea Guadalupe Llori, se evidenciaría que su motivación principal ya no sería defender principios como el comunitarismo, la plurinacionalidad y el ecologismo, que sustentan el proyecto político de PACHAKUTIK y la CONAIE, sino más vale quedar bien con el Gobierno, a cambio presumiblemente de obtener ciertas canonjías o privilegios que da la cercanía al poder. Pero también, a la división de PACHAKUTIC, ayudaría una estrategia hábil del Presidente Lasso, usando como parte de esta la dicotomía correísmo-anticorreísmo

En este contexto se explicaría cómo asambleístas de PACHAKUTIC, terminarían votando en la Asamblea a favor de algunos proyectos de ley o de resoluciones favorables al Gobierno. Un último ejemplo de esto es el hecho de que asambleístas de PACHAKUTIK no votaron por la moción, de su compañero Fernando Cabascango, que pedía al Presidente Lasso acudir a la Asamblea para explicar el caso de los “pandora papers”; una situación que provocaría el reclamo de la CONAIE o la reacción indignada del asambleísta Salvador Quishpe al exclamar “que m…hacemos aquí”. (O)

publicidad