Iván Saquicela: “Hagamos causa común para luchar por la seguridad”

Iván Saquicela, presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ)
Publicidad

Los cuestionamientos a la justicia por parte de Pablo Ramírez, director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) provocan debate.

Estos se dieron tras el asesinato de 44 detenidos en la cárcel de Santo Domingo, ocurrido el último lunes. Este recinto carcelario estaba con cerca del 75% de sobrepoblación y aun así llegaban más detenidos.

Ramírez criticó al sistema de justicia porque ha aceptado varios pedidos de hábeas corpus con los que reclusos han conseguido que se los traslade justamente a este recinto penitenciario desde otras cárceles del país.

Como presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) ¿cómo toma los cuestionamientos del SNAI al sistema de justicia bajo el argumento de que este no permite que haya una buena gestión en los centros de privación de libertad?

Creo en primer lugar que frente a la inseguridad que vive el país, frente a la delincuencia y al crimen organizado, hago un llamado a que las distintas instituciones y poderes del Estado estemos unidos, hagamos causa común para luchar y erradicar la delincuencia organizada.

publicidad

Sin perjuicio de aquello, lo que hay que ser es absolutamente claros, no es competencia de las juezas y jueces del país lo que suceda en las cárceles, nosotros no manejamos las cárceles, no controlamos los centros de privación de libertad de modo que no es nuestra responsabilidad…

los hábeas corpus

El hábeas corpus es una institución que está prevista en la Constitución del Ecuador, en la ley y la jurisprudencia, de modo tal que en términos generales procede el hábeas corpus cuando una persona se encuentra amenazada en su vida o integridad personal. Ahora si es que hay algún caso concreto que sea irregular se debe investigar ese accionar, pero no puede decirse que los jueces somos responsables porque los jueces aplicamos el hábeas corpus, que es una institución que existe en las leyes; y de otro lado no administramos ni manejamos las cárceles del Ecuador.

¿Usted considera que debe ser revisada la figura del hábeas corpus?, pues algunos juristas sostienen que puede prestarse a diversas interpretaciones.

Creo que el hábeas corpus debe existir, es una institución jurídica, una garantía jurisdiccional importante para la defensa de la libertad, la vida y la integridad, aunque creo que hay aspectos que deben ser clarificados, eventualmente una reforma legal o la propia jurisprudencia constitucional. Lo que hicimos conjuntamente con la Corte Provincial de Pichincha y la Asociación Ecuatoriana de Magistrados y Jueces es mantener una reunión en la Corte Nacional de Justicia con el propósito de discutir algunos nudos críticos del hábeas corpus y ponernos de acuerdo en unificar criterios en esta materia.

– ¿Cómo considera usted que se puede mejorar la seguridad en las cárceles del país y evitar que sigan las masacres?

En primer lugar, hay que anotar que hay dos problemas de fondo, uno: que tiene que ver con la administración de las cárceles, que, obviamente, hay que ser justos en decir, es un problema que se arrastra históricamente. Entonces el órgano competente, que es el SNAI, debe tomar cartas en el asunto de forma técnica, estratégica y fuerte; es decir, preguntémonos algo: cómo es posible que los privados de la libertad tengan armas, tengan celulares para comunicarse, tengan Internet, eso no es culpa de los jueces… Y en segundo orden, no podemos olvidar de que en muchos casos no se trata simplemente de personas privadas de la libertad cualquiera, sino que se trata de personas vinculadas con delincuencia organizada y narcotráfico, y eso es lo que más preocupa en el país, hablamos de delincuencia organizada y por eso mi preocupación de que nosotros como Estado debamos, lejos de estar en polémica, y en dimes y diretes, o echarse culpas unos a otros, cada quien en el marco de sus competencias actuar para enfrentar el problema de la delincuencia…

– Pedro Palacios, alcalde de Cuenca, ha pedido que la cárcel sea regional y que por lo tanto no sean trasladados a esta prisión presos de otras partes del país ¿Legalmente se puede hacer esto?

Esa es una competencia del SNAI, jurídicamente el SNAI debería analizar esa posibilidad; sin embargo, bajo los criterios que estoy indicando, no desmerezco el hecho de que la ciudad y su primera autoridad tengan esa aspiración, pero no es menos cierto lo que acabo de señalar, de que las causas van más allá y se tiene que pensar integralmente como país, como dije, sin perjuicio de que Cuenca tenga su derecho y posición de reclamar aquello. Jurídicamente es posible, es competencia del SNAI adoptar la decisión, pero hay que mirar al problema integralmente, pues no se trata de un tema solamente de localización de cárceles…

… los hábeas corpus en Cuenca

Me he permitido averiguar con los jueces de la ciudad y que es lo que nos dicen los jueces de la ciudad de Cuenca: se han presentado muchísimos hábeas corpus, algo así como 145 en el mes de abril y tomemos en cuenta que los jueces tienen que resolver, son los privados de la libertad los que presentan los hábeas corpus a través de sus abogados defensores… Se conceden los hábeas corpus porque se estaría justificando el riesgo que tienen en la cárcel de Cuenca, y lo que han hecho es reubicarles en distintas cárceles del país, por ejemplo, en Santo Domingo, en donde se entendía que no había problema alguno, porque los problemas carcelarios y muertos hubo en Latacunga, en Cuenca y en Guayaquil.

– ¿Qué opina usted de la asamblea de seguridad que se hizo en Cuenca el último 10 de mayo para pedir a las autoridades nacionales mayor seguridad?

A mí me parece que es importante en la medida en que haya concreciones, considero que tiene que trabajarse en algunos frentes, yo he de insistir en que no puede haber ausencia de una política y estrategia de combate a la delincuencia en el país y en la ciudad en particular. Tiene que haber una política y una estrategia concreta… (CSM)-(I)