Sudáfrica e India fabricarán vacunas anticovid sin pedir permiso por patentes

Publicidad

Johannesburgo (EFE).- El Gobierno de Sudáfrica anunció este sábado un acuerdo con la Organización Mundial del Comercio (OMC) que permitirá a este país africano y a la India producir sus propias vacunas anticovid sin pedir permiso a los titulares de las patentes.

Este acuerdo «permite a los gobiernos autorizar a los fabricantes locales a producir vacunas o sus ingredientes, sustancias o elementos y utilizar procesos que estén cubiertos por patentes, sin el permiso de los titulares de las mismas durante la pandemia», indicaron el ministerio de Comercio y el de Industria, los productores de vacunas sudáfricanos y otros actores en un comunicado conjunto trasmitido a Efe.

Para el Gobierno sudafricano y demás partes este pacto es «una base sólida y útil» para «desarrollar una fuerte capacidad de fabricación de vacunas en África».

«Nuestro objetivo ahora es garantizar que abordamos la demanda convenciendo a los compradores mundiales de vacunas para que se abastezcan de productores africanos», declaró Ebrahim Patel, ministro de Comercio e Industria de Sudáfrica.

«Esta exención y los demás compromisos adquiridos en la OMC también tienen que ver con la preparación para las pandemias, para permitir a los países en desarrollo disponer de las herramientas legales necesarias para hacer frente a las variantes de la covid-19 en el futuro y, de hecho, para prepararse para futuras pandemias», agregó.

publicidad

Para Petro Terblanche, director general de la compañía sudáfricana Afrigen, «la OMC ha alcanzado un hito importante al renunciar a los derechos de propiedad intelectual aplicables en la fabricación de vacunas».

«Hay que aplaudir el papel de liderazgo de Sudáfrica en este acuerdo innovador», declaró el director de esta empresa que ha diseñado y desarrollado la primera vacuna sudafricana contra la covid-19 utilizando la tecnología de los ácidos ribonucleicos mensajeros (ARNm) a partir de los mismos datos científicos con los que se diseñó la de Moderna.

En un comunicado este viernes, Amnistía Internacional criticó este acuerdo señalando que la decisión de la OMC sobre este acuerdo «no establece normas que puedan salvar vidas».

«Han pasado más de dos años de la pandemia de la covid-19 y la OMC todavía no ha hecho los cambios necesarios para garantizar que todo el mundo tenga acceso a productos sanitarios que salvan vidas cuando más los necesitan», declaró la organización pro derechos humanos.

«Según los términos de esta decisión, es probable que cientos de millones de personas de los países en desarrollo sigan sin tener acceso a muchos de estos productos», agregó.

El acuerdo tiene lugar después de que Sudáfrica y la India propusieran a la OMC medidas a la OMC para suspender los derechos de propiedad intelectual de las vacunas anticovid-19 durante el apogeo de la pandemia.

Durante la pandemia de covid-19 África se vio relegada a la cola del mundo a la hora de adquirir vacunas contra el coronavirus, poniendo en evidencia la necesidad para el continente de aumentar la producción local de estos fármacos.

A principios de junio, el Instituto Pasteur de Dakar y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) firmaron un acuerdo de financiación de 75 millones de euros para ayudar a construir una planta que prevé fabricar 300 millones de dosis anuales contra la covid-19 y otras enfermedades en Senegal.

África depende en un 99 % de la exportación de vacunas, motivo por el que la Unión Africana (UA) aspira a producir el 50 % de esos fármacos que requiere el continente en 2035, y alcanzar en 2040 el 60 % de producción local. EFE