CONAIE y Ejecutivo: se enfrentan dos modelos políticos

Quito 22 de junio 2022. Marcha encabezada por Leonidad Iza recorre calles del centro norte de Quito. Durante el décimo día de manifestaciones en contra del gobierno de Guillermo Lasso. API/ DANIEL MOLINEROS
Publicidad

Los desacuerdos entre la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), que tiene el apoyo de varios sectores sociales, y el Ejecutivo, surgen de la confrontación de dos modelos políticos opuestos.

En esto coinciden tres profesionales en: sociología, mediación y política, quienes plantean un análisis de este conflicto social desde sus diferentes áreas.

Para Patricio Carpio, sociólogo y catedrático de la Universidad de Cuenca, “lo que está en disputa son dos modelos de desarrollo que resultan ser contrarios”.

Por un lado está el Ejecutivo “con una agenda claramente establecida, dictada o avalada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y entonces esa es su carta de presentación”.

Desprotegidos

publicidad

Mientras que por otra parte está la CONAIE, que representa una lucha por los sectores más desprotegidos de la población, bajo la consigna de lograr igualdad y justicia social.

“El gobierno o se somete a los condicionantes del FMI o a los condicionantes de los grupos sociales, populares, indígenas. Entonces ese es el gran dilema en el que se encuentra el gobierno…”, señaló.

Advirtió que si es que el Ejecutivo no cede a las demandas “está en una situación muy crítica en términos de estabilidad, por tanto los puntos de encuentro podrían ser alrededor de tomar algunas medidas…”.

Acuerdos

Para Pablo Moreno, abogado y consultor, al ser posiciones antagónicas las que tienen la CONAIE y Guillermo Lasso, presidente del Ecuador, es necesario encontrar “puntos de acuerdo”.

“La mesa de diálogo debe iniciar con eso, porque están en posiciones políticas y económicas completamente distantes, especialmente, desde lo político, entonces creo que sin eso será muy difícil que avancen…”, señaló.

A criterio de Moreno es necesario que haya un tercer actor en este diálogo, que cumpla el papel de mediador, que tenga una posición neutral y procure construir un acuerdo voluntario.

Agregó: “pero para procurar llegar a un acuerdo se requiere necesariamente que los actores, que en este caso tienen posiciones políticas tan distintas, sean flexibles…”.

Disputa

Adrián Solano, politólogo y asesor político, considera que el desacuerdo entre la CONAIE y el Ejecutivo puede traducirse a una disputa entre relaciones de poner.

“En teoría podría decirse que es una disputa entre opresores y oprimidos, aunque en la práctica no se trata de algo tan radical; sin embargo, esta es una narrativa que se ha posicionado entre líneas…”, sostuvo.

Para Solano la CONAIE debe comprender que algunas de las 10 solicitudes que hizo no pueden ser cumplidas de forma inmediata, dado que se trata de problemas estructurales del Estado.

Corredores humanitarios

Franklin Galarza, alcalde de Morona y presidente de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME), hizo pública una resolución de esta organización, que grupa a todos los municipios del país.

Galarza informó que la AME está dispuesta a participar en la estructuración y funcionamiento de corredores humanitarios para garantizar el normal abastecimiento de alimentos.

También para asegurar la llegada de combustibles e insumos médicos a los diferentes lugares. Asimismo, para permitir la libre movilización de vehículos de emergencia y personal de salud.

La AME de igual manera solicitó que en este conflicto actúen como mediadores organizaciones como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE).