- Publicidad -
Inicio Temas El reto de diseñar oficinas para volver a la presencialidad

El reto de diseñar oficinas para volver a la presencialidad

Los espacios abiertos, con mobiliario moderno, son atractivos para los trabajadores. Cortesía

Uno de los grandes cambios que dejó la pandemia del coronavirus fue la forma de trabajar. El
encierro obligó a las empresas a implementar metodologías virtuales que, en muchos casos, se
han vuelto permanentes. Ante eso, las compañías tienen el reto de transformar sus espacios
físicos para que los trabajadores sientan no la obligación, sino el querer volver a la oficina.


Marta Gallo y Evelyn Yepez, de la firma de arquitectura y diseño AEI Spaces, de origen colombiano
y que acaba de establecerse en Ecuador, dan la pauta de cómo las compañías pueden trabajar en
ese fin.


Por un lado, estamos saliendo de un periodo de pandemia, de encierro, que nos dejó la
costumbre de no ir a la oficina; por otro, las nuevas generaciones buscan otro tipo de espacios,
más amigables, flexibles… ¿Cómo la arquitectura y el diseño se van adaptando a estas nuevas
exigencias?


Marta Gallo: Indudablemente las tendencias de diseño y las formas de trabajar venían cambiando
muchísimo antes de la pandemia. Digamos, el tipo de empresas como las agencias de publicidad
eran como las que más se arriesgaban a implementarlas rápidamente, pero con la pandemia todo
se aceleró y las nuevas generaciones, que son los centennials, son aquellos a los que tenemos que
atraer para que vengan de nuevo a las oficinas.


Las oficinas no pueden ser esos lugares fríos, donde jerárquicamente se dividía: por allá los
gerentes y los presidentes, y las demás personas hacia otro lado. Tiene que haber un diálogo más
constante porque si quieres ir a la oficina, quieres aprender de esos líderes, y si las personas
empiezan a trabajar en ambientes juntos, empiezan a tener momentos espontáneos,
conversaciones claras, entonces vale la pena volver a la oficina, pero no a las mismas oficinas que
conocemos de antes, sino a las nuevas oficinas, con espacios mucho más agradables.


La pandemia nos demostró que podemos trabajar desde cualquier espacio, pero ¿por qué es
importante el tener un espacio físico de encuentro?


Evelyn Yepez: Al final, la virtualidad nos abrió mundos, pero también queda la sensación de que
puedes perder el sentirte dentro de algo. Entonces las empresas ya no son algo tan lejano, sino es
algo más cercano a ti, que crea una comunidad, algo de lo que te puedes sentir parte, es algo que
no te puede dar el zoom, el Teams o una cámara y el espacio tiene que acompañarte a como tú te
sientes, que el espacio te de creatividad, que te provoque que innoves, entonces va muy
acompañado del ADN de cada empresa.

¿Cómo se logra crear ese espacio agradable con el diseño y la arquitectura?


MG: Cada solución es diferente para cada compañía, incluso dentro de las empresas cada solución
es diferente para cada persona. Eso es parte del paraguas que tenemos. Nosotros arrancamos con
el análisis de las necesidades que tiene la compañía cuál es ese ADN que quieren transmitir, cuál
es la forma de trabajo que tienen y de ahí podemos establecer las diferentes formas de trabajo.


Cuéntenos un poco cómo están las tendencias


MG: Tienes que analizar n poco a la empresa para saber qué necesita. Por ejemplo, hay algunas
compañías donde sus líderes, por temas de confidencialidad, necesitan oficinas cerradas. Pero la
generalidad que se está trabajando es que todo el mundo esté en oficina abierta, incluso que no
tengas un escritorio propio, sino que puedas compartir con un grupo de personas. Inclusive, este
ciclo se da tan naturalmente, que las personas van apropiándose de ciertos espacios de la oficina.
De tal manera que eso va acompañado de esquemas de colaboración súper interesantes, como
mesas en altura, mesas colaborativas, cuartos de guerra, escalinatas donde tengas actividades y
conferencias, zonas de barras altas, donde puedas tener conectividades rápidas, en fin…
diferentes formas de trabajo donde puedas llegar a hacer tu labor de manera callada, confidencial,
que puedas conectarte en una sala y no tengas problemas o puedas estar en una reunión con
varias personas a la vez.


EY: Y más allá de decir qué es correcto o incorrecto, Lo que hay que pensar es qué quiero como
empresa, qué necesito. ¿Por qué hay el open space? Porque nos dimos cuenta de que si yo te veo
más, colaboro más contigo. Viene de una necesidad más que de una tendencia o una moda. O
¿por qué en las salas de reuniones ya no tienes sillas sino sofás o pufs? Porque entiendes que hay
gente que necesita levantarse, moverse, sentarse para poder atender. Entonces más allá de la
tendencia, modelos, colores, es algo que la arquitectura ha ido migrando y hemos entendido a la
esencia del humano. Ya no solo que el mueble se vea lindo sino de verdad ese uso cómo te va a
ayudar a ser más creativo, a concentrarte y a sentirte parte de algo.


Indudablemente, la gente sí quiere volver, pero no quiere volver a lo mismo. Hay una
responsabilidad social también de las empresas de generar estos espacios sostenibles,
ergonómicos, que sean beneficiosos para la salud de las diferentes personas y que los
colaboradores tengan estos ambientes felices.


AEI Spaces es una empresa con 24 años de experiencia. Hace seis años empezó a trabajar
proyectos en Guayaquil y Quito y este 2022 decidieron abrir una sucursal en Ecuador. “Nos
entusiasmamos en abrir nuestras oficinas, traer nuestras propuestas, incorporando todo el talento
ecuatoriano”, cuenta Marta Gallo, socia y fundadora la firma de arquitectura y diseño, que es la
más grande de Colombia.

Salir de la versión móvil