Mirador de Turi se entrega a finales de agosto

La obra tiene un avance del 80%, el resto corresponde a los acabados. La vía principal que conecta la autopista con el centro parroquial ya está habilitada.

Turistas visitan la plataforma del mirador de Turi, que se encuentra en remodelación. Xavier Caivinagua/El Mercurio
Publicidad

Rocío León recibe a turistas nacionales y extranjeros con un canelazo de cortesía en su tienda de artesanías que se encuentra ubicado en el centro de Turi.

Los visitantes accedieron en vehículo a este sector por la vía que conecta el redondel de la autopista Cuenca-Azogues con la iglesia de esta parroquia rural y que ayer nuevamente fue habilitada al tráfico en ambos sentidos.

La vía principal, que también fue intervenida como parte de la remodelación del mirador, fue abierta ayer después de tres meses de trabajos. Cortesía

Esta carretera permaneció cerrada tres meses como parte de la regeneración del principal mirador de Turi, cuyas obras iniciaron el 11 de octubre de 2021 y concluirán a finales de agosto próximo.

La estrategia de ofrecer la tradicional bebida caliente le sirvió mucho a Rocío para atraer clientes y mantener a flote este negocio, que antes también estuvo al borde de la quiebra por la pandemia de la COVID-19.

Ella cuenta que todos los comerciantes del sector se han visto perjudicados, pero cree que la espera valdrá la pena y tendrán su recompensa. “Hemos resistido muchos meses, ya falta poco. Estamos seguros que los turistas se incrementarán después de inaugurar el nuevo mirador”, destaca.

publicidad

“En estos meses apenas facturábamos un 30% de lo que acostumbramos vender, pese a que hacíamos publicidad por redes sociales y salíamos a la calle para llamar a la gente, aprovechando que dejaron unos pequeños accesos peatonales”, relató la comerciante.

Los locales aledaños a la zona de intervención se vieron afectados, pero los propietarios son optimistas y piensan recuperarse con la reapertura del mirador. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Con una amplia sonrisa, la vendedora da la bienvenida a Cecilia Cangui, oriunda de Milagro, quien visitó el mirador de Turi junto a su madre e hija.

La turista nacional tuvo que abrirse paso entre algunos adoquines, que se colocan en este tradicional balcón cuencano, para llegar a la tienda de artesanías. No le importó esquivar obstáculos con tal de llevarse un recuerdo de Cuenca.

“Es la cuarta vez que visito Turi. Veo que están realizando importantes obras y la verdad está quedando muy hermoso”, expresó.

La quiteña Lilian Quevedo no desaprovechó la oportunidad para tomar una foto a su hijo Paúl en el mirador de Turi, que, pese a estar en remodelación, no deja de ser una atracción.

“Es la primera vez que vengo a Cuenca. Me contaron que es una ciudad bonita, pero ya verla personalmente es maravillosa. ¡Les felicito!”, resaltó la capitalina.

Ella concuerda en que las obras que se desarrollan en el balcón de la parroquia “embellecerán aún más la ciudad”.

Jonathan Collaguazo atiende un local de artesanías, ubicado en el mirador de Turi. En este local se vende una gran variedad productos. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Obras en el 80%

Paúl Pañi, presidente del Gobierno Autónomo Descentralizado de Turi, indicó que una vez abierta la vía que conecta el redondel de la autopista Cuenca-Azogues con la iglesia parroquial de Turi, continúan las obras de la remodelación del mirador que se encuentra en el centro parroquial.

“Les pido colaboración y precaución a los moradores y visitantes, pues los trabajos continúan. La vía debe estar expedita, los vehículos pueden circular pero no estacionarse mucho tiempo, más allá de dejar o recoger pasajeros”, agregó el dirigente.

Asegura que los turistas podrán disfrutar de un mayor espacio con la remodelación de esta obra, que antes disponía de 8 metros entre la iglesia y el barranco y ahora se incrementó a 32. Además, se ganó en longitud del mirador, ya que pasó de 25 a 70 metros.

Paralelamente, rescatan el teatro grecorromano y recuperan las veredas que existen en el lugar. “Es un cambio radical para que nuestros turistas pueden disfrutar de la belleza de nuestra parroquia y de la ciudad de Cuenca de una manera segura”, explicó.

Una de las adecuaciones que se realiza en la parte subterránea del mirador es la implementación de un local de artesanía y una cafetería, espacios que estarán a cargo de la Empresa Pública Municipal de Desarrollo Económico (EDEC-EP), según informó Pañi.


En la parte baja del nuevo mirador de Turi se tiene previsto la construcción de un local de artesanía y una cafetería. Cortesía

Aunque los trabajos sufrieron un retraso por el paro nacional que duró 18 días, la obra actualmente cuenta con un avance del 80%.

El presidente del gobierno parroquial aseguró que se espera concluir la renovación del mirador dentro del plazo establecido “para evitar más molestias a nuestros habitantes y turistas, sin embargo, también debemos pensar que estas obras son por el bienestar de todos”.

En este sentido, Pañi recalcó que la mayoría de vecinos ha visto de una manera positiva esta intervención. “Existen grandes expectativas en la reapertura de este emblemático lugar de Cuenca que siempre los esperará con los brazos abiertos”, agregó.

Pañi asegura que los moradores del sector aprovecharon las obras para adecentar sus negocios con el afán de brindar un servicio de calidad y calidez, como el canelazo que amablemente brinda Rocío León a sus clientes. (I)

ALGUNAS CIFRAS

1,7

millones de dólares es la inversión que se realiza para la remodelación de dicho espacio, que se inaugurará en agosto.

10

meses es el tiempo establecido para concluir la intervención del mirador de Turi, plazo que se cumplirá el próximo mes.

MÁS DETALLES

-Los trabajos en vía que conecta el redondel de la autopista Cuenca-Azogues con la iglesia de Turi, tenían un plazo de tres meses, teniendo que abrirse el 30 de junio, pero esta fecha se vio afectada por el paro nacional.

-Los negocios que se encuentran en la zona intervenida por la remodelación del mirador de Turi no se cerraron durante estos meses de intervención y siguen atendiendo con normalidad.