Adivina adivinador 

Alberto Ordóñez Ortiz

Publicidad

Se viene, -está en el aire- la negra turbulencia que estaría por tumbar al capitán de la nave del Estado. ¿Quién la provocó? Se dice que es el ciudadano que acaba de operarse del párpado, derecho o izquierdo, no se sabe, pero que es del párpado, eso sí, que siii. Será que se le estaba cayendo como su popularidad. Hubiera sido mesa si se hubiera operado de los asesores. La noticia del párpado, al que el pueblo llama guardafango de los ojos, corrió rauda, del Carchi al Macará, cruzando por Cuenquita, llevándose nuestros recursos y dejándonos chiros, como siempre. Causó roncha, pese a que en la descomunal operación solo se utilizó anestesia local. Si hubiera sido general, habría recibido el saludo militar que consiste en bajar abruptamente –tal un rayo- la mano derecha desde la visera. Pasando de párpados a los acuerdos entre la CONAIE y el gobierno, ocurrió que cuando iban viento en popa, ese mismo ciudadano perdió la “impostura”, que digo compostura, agredió al Iza y le dio como a bombo en fiesta, le dejó con el poncho al revés y sin saber dónde quedaba el Tahuantinsuyo. Pero, pronto se repuso y dijo Paro. 

Los acuerdos se desacuerdan -lo anuncié en otro artículo- Será porque los unos piensan en quichua y los otros en dólares (Ojo: no dije en corrupción) Por culpa de ese mismo ciudadano, la canasta familiar se disparó e hizo que los empresarios tocarán el cielo con las manos, en tanto que a los pobres les mando a tocar el infierno con los pies y lo que sigue. Sus proyectos de ley, por la pata chueca de la inconstitucionalidad, son gozosamente rechazados por la “cabreada” asamblea, mientras la nueva mayoría se hace ochos, y se frota las manos por tumbarle. Su permanencia está en el aire. Es el que ofrece y tras un soplo “desofrece”. ¿Amnesia? Si así fuera porque no se olvida de la venta del Pacífico. En suma, es el que titubea al andar y amenaza con “caerse”. Así dizque anda –no he dicho que él- los que tienen el suplicio de las almorranas. ¿Qué será?

¿Si no adivina quién es, le doy la última pista, está hecho un nudo o lazo que, castizamente son lo mismo? El nudo aprieta y puede hacer que se saque la lengua, que es una forma de decir “hasta la vista Baby”. Nudo es nudo.  (O)

publicidad