La campaña de Bolsonaro espera que cesen sus ataques a las urnas electrónicas

"Creo que ese tema será superado en los próximos días. No va a durar hasta el fin de las elecciones", dijo en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros el ministro Ciro Nogueira.
Publicidad

El comité de campaña del presidente Jair Bolsonaro, quien aspira a la reelección en los comicios de octubre, confió este 19 de agosto de 2022 en que el mandatario cesará sus duros ataques contra las urnas electrónicas que el país usa desde 1996.

«Creo que ese tema será superado en los próximos días. No va a durar hasta el fin de las elecciones», dijo en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros el ministro Ciro Nogueira, jefe de gabinete de Bolsonaro y uno de los más influyentes miembros de su comité de campaña.

Desde el año pasado, cuando las encuestas comenzaron a dar como favorito para las elecciones al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, el líder de la ultraderecha ha sembrado desconfianza en las urnas electrónicas que Brasil adoptó en 1996 y que desde entonces no han sido objeto de una sola denuncia de fraude.

El pasado martes, al asumir la presidencia del Tribunal Superior Electoral (TSE), el magistrado Alexandre de Moraes hizo una fuerte defensa de ese sistema en presencia de Bolsonaro y casi todas las autoridades del país, que en su gran mayoría aplaudieron de pie el pronunciamiento frente a la indiferencia del gobernante.

«La investidura de Moraes fue un divisor de aguas, un momento muy importante de respeto a la democracia y a las instituciones», dijo Nogueira, quien al contrario de Bolsonaro dijo estar seguro «de que las elecciones van a ser transparentes» y reflejarán la decisión del «pueblo soberano».

publicidad

Sin embargo, apuntó que «eso no quiere decir que el sistema no pueda ser fraudado», por lo que «no hay impedimento a las críticas».

En la misma rueda de prensa, realizada al margen de un foro de empresarios, participaron el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, y el magistrado José Antonio Dias Toffoli, miembro de la Corte Suprema, organismo que también ha sido blanco de duras críticas por parte de Bolsonaro.

Ambos comentaron una denuncia presentada por la oposición este jueves ante la Corte Suprema, referida a un reportaje publicado por el portal de noticias Metrópoles que desveló una supuesta trama golpista que sería articulada por empresarios bolsonaristas en caso de una victoria del frente progresista que encabeza Lula.

Pacheco consideró que se trata de «manifestaciones ilegítimas, irracionales e inusitadas», y aseguró que «nadie en Brasil se plantea un retroceso en la democracia».

En opinión de Dias Toffoli, «defender la dictadura es un suicidio económico» y un posible golpe le costaría caro al país. «Es obvio que Europa va a tomar represalias», afirmó.

También sostuvo que la investidura de Moraes en el TSE fue un «hito para el mundo» y mostró que Brasil tiene instituciones sólidas y un compromiso con el Estado de derecho. EFE